Toronto Raptos 118-109 Golden State Warriors (1-0)

Noche histórica para los Raptors, que vencen en su debut en unas Finales NBA. Gracias, en buena parte, a la actuación de Paskal Siakam. Incontenible para los Warriors, el africano acabó con 32 puntos (espectacular 14/17 en tiros de campo), a los que añadió ocho rebotes y cinco asistencias. Kawhi Leonard (23 puntos) y Marc Gasol (20), fueron las otras soluciones de Nick Nurse. Golden State, siempre a remolque en el marcador, tuve en Curry a su mejor jugador (34 puntos). Cousins volvió a jugar. Triple-doble de Green (10+10+10).

Dio igual que Toronto hubiera jugado seis apretados partidos ante Milwaukee, mientras Golden State se pasease contra Portland. Dio lo mismo. Toronto hace de su casa un fortín y cuando todo rueda según lo previsto, son un equipazo al alcance del Anillo nada menos.

Otra vez, los Raptors se reinventaron. Si hay ‘Kawhi dependencia’, la negamos. Si ahora se lleva el small ball y los Warriors lo juegan, lo obviamos. Toronto impuso su ritmo y Golden State aceptó el reto. Ataques sin cabeza, corre calles y mucho fallo en unos primeros minutos con más corazón que razón.

Y en el caos, Siakam funciona. Su juventud (25 años) no le impide jugarse tiros importantes y le aporta, además, una potencia en el 1×1 desmesurada. Sin Durant no hay un opositor físico que le detenga. Hoy Green sufrió de lo lindo en sus penetraciones. Fue una constante. Hasta Kawhi Leonard (23 puntos, 5/14 en tiros de campo) lo leyó, y fue mucho más colaborativo que en otros partidos. Esa es la mejor noticia en Toronto: ganaron sin depender de Kawhi.

Primero, porque el cyborg estuvo muy bien vigilado por Iguodala en particular y por todos los Warriors en general. Y después, porque todo fluía alrededor de él. Van Vleet (15 puntos) volvía a sumar desde el banco; Danny Green recuperada el acierto perdido; y hasta jugadores como Patrick Mcaw anotaban desde el banco. Todo el que jugó en Toronto, anotó (9 jugadores).

Por supuesto, en esa lista se incluye a Marc Gasol. Qué partido y especialmente qué primera parte. El mejor de los dos primeros cuartos, con 14 puntos y 6 rebotes. Sabe y  es consciente de la ventaja que tiene en ataque. Mala comunicación en las rotaciones provocó tiros liberados de Marc, que ni los pensaba. Acabó expulsado y ovacionado por la grada. Algo debe plantear Steve Kerr para próximos partidos.

¡¡Éstas también valen!!

Aunque en los Warriors aún no han encendido las alarmas. Curry completó una gran noche. 34 puntos y 4/9 en triples. En muchos momentos, el único recurso ofensivo de Kerr, aún con Klay Thompson en un 50% en triples. Porque Green, pese a su triple doble, cometió seis pérdidas y tuvo problemas de personales durante todo el encuentro. Fue el máximo exponente de un equipo que no cuidó el balón (16 turnovers, seis más que Toronto).

Golden State necesita a Durant como el comer, y quien diga lo contrario es un ignorante. Más ante un equipo tan completo como Toronto. Más si Iguodala se lesiona -acabó tocado el partido-. Más si Toronto llega a San Francisco con 2-0.

El segundo asalto, también en Canadá, a las 2:00 de la madrugada del domingo al lunes en España.

MVP Toronto Raptors: Paskal Siakam: 32 PTOS, 8 REB, 5 AS, 2 TAP en 40 MIN

MVP Golden State Warriors: Stephen Curry: 34 PTOS, 5 REB, 5 AS en 40 MIN

Marc Gasol: 20 PTOS, 7 REB, 1 AS en 30 MIN

Serge Ibaka: 5 PTOS, 3 REB, 1 AS en 17 MIN