El MoraBanc Andorra ha atado para las próximas tres temporadas al pívot catalán Nacho Llovet, que llega tras desvincularse del Monbus Obradoiro, donde promedió nuevo puntos, cinco rebotes y 1,7 asistencias por partido

Jugador con experiencia en la Liga Endesa habiendo disputado 261 partidos en las nueve temporadas que lleva. Seis en el Joventut, lugar que le vio crecer y las últimas tres en territorio gallego. Sin ninguna duda, se encuentra en el mejor momento de su carrera deportiva habiendo jugado 25 minutos por partido esta última campaña, cosechando 9 puntos, 5 rebotes y 1,7 asistencias.

Los del principado, han confiado en él con la impresión de que quieren que el jugador sea uno de los jugadores más relevantes de la plantilla. Saben que su progresión va a más y por ello, tres años para ver cómo camina su evolución dentro del club. «Esperamos de Nacho Llovet que lidere en el vestuario y que sea también uno de los que haga conectar el equipo con los aficionados porque es un jugador cercano», explicó el General Manager del Morabanc Andorra.