Llega el 6 de julio y nuevamente una semifinal para la selección española femenina de baloncesto. A partir de las 20:30 (Teledeporte) en el Belgrado Arena se deberán de enfrentar a la anfitriona Serbia por un lugar para luchar por el campeonato de Europa. Es decir, se verán las caras las dos últimas selecciones que han alzado el título en este torneo.

Ambos equipos llegan con grandiosas sensaciones. Junto a Francia que juega también hoy su semifinal, están invictas. Además en los cuartos de final, tanto Serbia como España jugaron su mejor partido de la cita para poder acceder a las semifinales. Pese a ser un campeonato de naciones, esta tarde tocará territorio hostil para las jugadoras de Lucas Mondelo. Las locales, por su parte, pese al apoyo, tendrán encima esa pequeña presión de querer hacerlo bien con su gente frente a un gran equipo como es España.

Ana Dabovic, Sonja Petrovic y Jelena Brooks son las mujeres que lideran a la nación balcánica que querrá dar por bueno su partido para frenar la racha de los 10 triunfos consecutivos de España ante ellas. No ganan a las ibéricas desde el año 2001. Sin embargo, nunca se han encontrado en el país que están disputando este año el europeo.

Con el preolímpico de febrero asegurado, las chicas españolas tienen clara la consigna. «Vamos a intentar salir últimas de este baile», explicó Lucas Mondelo en rueda de prensa. Laura Nicholls se dañó el tobillo en el último envite ante Rusia pero podrá ser de la partida. Antes de ayer, Astou Ndour fue la más destacada pero aparecieron Marta Xargay, Anna Cruz, Laia Palau o la propia Nicholls. Es decir, realizaron un juego muy coral y de máxima concentración durante los 40 minutos de juego. Hoy es otro día para cumplir ese reto y poder así ser finalistas para intentar así revalidar el cetro.