Monbus Obradoiro y Dejan Kravic han llegado a un acuerdo para su contratación para la temporada 2019/20. Según Emiliano Carchia, el pívot ha rechazado ofertas de Alemania, Francia y Turquía para poder jugar en la Liga Endesa. Se trata, sin duda, de un jugador de «caché» para un equipo de las aspiraciones del club gallego.

Kravic proviene de la Virtus Bologna, con la que se proclamó Campeón de la Basketball Champions League, siendo además ha sido el séptimo máximo taponador de la competición con 1’1 tapones por partido, a los que ha añadido 7’8 puntos y 4’5 rebotes. Números que mejora en la Lega, con promedios de 10’9 puntos y 5’9 rebotes, y donde sus 1’2 tpp. le han valido para ser el tercer máximo taponador de la liga.

El director general del club, José Luis Mateo lo describe como «un cinco experto y efectivo, A su agilidad y envergadura se le añaden su capacidad de jugar con el bote y resolver con ambas manos cerca del aro. Tiene energía y conoce el juego, por lo que será también un jugador importante en defensa».

Tapón de Kravic sobre la bocina para forzar la prórroga contra el Neptunas en la BCL