PARTNER: Hellotickets, empresa española de venta de entradas de la .

Uno de los sueños de prácticamente cualquier ser humano en la Tierra es visitar Nueva York. La gran ciudad. La capital del mundo, podríamos decir. La metrópoli que nunca para. Nosotros, desde Fullbasket, queremos explicarte que si vas a La Gran Manzana tienes que ir a ver un partido NBA al Madison Square Garden sí o sí. No es una recomendación, es una obligación. Por el ambiente, por la simbología del mítico pabellón (construido en 1968) y porque tu cuenta de Instagram lo petará a likes si subes una foto viendo a los Knicks.

Ver un partido de la NBA es una experiencia. No es solo el partido de baloncesto, es el ambiente previo, las palomitas, la música, escuchar el himno americano, disfrutar de los juegos en las pausas… Puedes estarte fácilmente 4 horas en el recinto… ¡y se pasarán volando!

Como en esta web tenemos muchos basketlovers, queremos darte algunos consejos sobre cómo comprar las entradas para ver cualquier partido NBA en Estados Unidos.

De octubre a abril

En primer lugar, y por si no lo sabías, la temporada regular de la NBA comienza a finales de octubre y se alarga hasta finales de abril, cuando arrancan los Playoffs (eliminatorias para luchas por el título). Cada equipo (30 en total, 15 en cada conferencia -Este y Oeste-) disputa un total de 82 partidos, por lo que la actividad es frenética.

Es decir, si estás planeando viajar a Nueva York en verano… Pospónlo para los meses que van de octubre a abril. Decimos abril por si los Knicks no se meten en la postemporada y te quedas sin verlo.

Mira bien en el calendario que tu estancia en NY no coincida con una gira de los Knicks por el Oeste… ¡que el Madison es obligatorio!

¿Y cómo compro entradas para un partido?

Es una de las preguntas más recurrentes. No es sencillo y siempre ha habido temor por fraude. Ahora, gracias a la start-up española Hellotickets, la facilidad para adquirir tickets e ir a ver un partido es pasmosa. La información de la página es muy clara y su oferta muy variada. Y ojo, hemos comprobado que algunos precios son más competitivos que algunas webs americanas. Echadle un ojo en este enlace.

El momento de la compra

Uno de nuestros consejos, sobre todo si es tu primera vez, es comprar las entradas antes de viajar a Nueva York. Como ocurre con los vuelos y/o los hoteles, a medida que se acerca la fecha escogida y la oferta disminuye, el precio se dispara. Y un partido de los Knicks en el Madison siempre roza el ‘sold out’.

¿Cuánto dinero me dejaré?

La primera advertencia que te hacemos, de forma sincera, es que no es barato. Pero claro, la experiencia vale mucho la pena y es uno de esos recuerdos para toda la vida. El Madison Square Garden tiene mucho caché, por su historia, su entorno y porque los Knicks son la franquicia de la NBA con más valor según la revista FORBES. Por unos 100€ puedes encontrar asientos que te permitirán ver el partido bastante bien.

¿Puedo ver dónde me siento?

Entre sus múltiples virtudes, Hellotickets te ofrece una previsualización de cómo se ve la pista cada vez que pinchas en un asiento determinado. Es completamente real, por lo que te ayuda a encontrar un equilibrio entre visión y precio.

Nuestra recomendación es que no te vayas al último anfiteatro porque estarás muy alto, alejado de la pista y te perderás un poco el ambiente, que es de lo mejor de la experiencia.

Si no tienes problemas económicos o quieres dejarte dinero… escoge los laterales… y no nos des mucha envidia en Instagram 😉

¿Es fácil el proceso de compra?

¡Está chupado! Seleccionas Nueva York, la fecha en la que quieres ir y buscas a los Knicks (baloncesto, NBA). Una vez escojas tu sitio recibirás un e-mail con todos los detalles de la compra. Verás que las entradas no te llegan en ese mail, eso es porque te llegarán unas 48-72 horas del partido. No te preocupes, se hace por motivos de seguridad y para luchar contra el fraude.

Una vez las tengas… ¡imprímelas y a gozar!

¡Haznos caso!

En España tenemos la tradición de ir apurados de tiempo. No nos gusta llegar con antelación a los sitios. Mala costumbre. Si vas al Madison te rogamos encarecidamente que vayas con tiempo de sobras, no te preocupes por la hora de inicio. El calentamiento de los jugadores ya es especial, puedes hacerte fotos a medida que se llena la instalación, puedes comprarte unas palomitas, un perrito caliente, bebida, la camiseta… y luego emocionarte con el himno de Estados Unidos. Pone la piel de gallina.

IMPORTANTE: No podrás entrar comida en ninguna mochila.

Si vas a ir a Nueva York pronto, no te pierdas un partido de los Knicks y ten a mano este artículo para tenerlo todo claro. Ah, y en caso de duda escribe a nuestros amigos de  Hellotickets en [email protected] Responden enseguida.