Es la Conferencia con más estrellas y mejores equipos, pero la última temporada vio cómo el anillo se marchaba rumbo a un Este donde han ganado dos de los últimos seis anillos.

En una NBA que cada día parece más descompensada en su sistema de Conferencias, el Oeste tiene claro que quiere recuperar su trono. Los Toronto Raptors dieron la sorpresa en las últimas finales acabando con los todopoderosos Golden State Warriors, que buscaban su tercer anillo seguido, logrando de esa manera el segundo campeonato para el Este en los seis últimos cursos, lo que muestra una gran desigualdad.

Además, si seguimos analizando registros, lo cierto es que en las últimas décadas el llamado ‘Salvaje Oeste’ es el que ha reinado en la NBA. De las 21 últimas campañas disputadas, el anillo acabó en manos de un equipo del Este en siete ocasiones, por las 14 que se marchó al otro ala, el gran dominador de estos tiempos.

Por esa razón, para la próxima temporada todo indica a que el título de campeones regresará a dicha Conferencia, que, además, se ha reforzado bastante mejor. Solo con el fichaje de Kawhi Leonard, el héroe de las últimas finales a favor de los Raptors, por Los Ángeles Clippers ya parece que todo estaría encaminado hacia que el anillo regrese a su lugar de origen.

Pero es que, además, allí se han formado grandísimos equipos, sobre todo Los Ángeles Lakers, los Houston Rockets, los propios Clippers y los mantenidos Warriors, cuatro franquicias que parten como las mejores apuestas de baloncesto antes del inicio del curso 2019-2020 en la NBA.

Si a esto le sumamos el hecho de que una gran parte de las estrellas de la liga se encuentran enroladas en los 15 equipos que componen el ‘Salvaje Oeste’, y que la nueva perla universitaria, Zion Williamson, también ha desembarcado allí este verano, todos los caminos apuntan a que el título volverá a recaer en manos de un conjunto de esta Conferencia.

Nets, Sixers y Bucks encabezan la rebelión del Este

Para evitarlo están, sobre todo, tres franquicias en la Conferencia Este que en un momento dado, podrían competir de tú a tú contra las más potentes del Oeste. La marcha de Leonard a California ha sido contestada con la llegada de Kevin Durant, MVP de las finales de 2018 y 2017, a los Brooklyn Nets, donde compartirá vestuario con Kyrie Irving.

Igualmente, la progresión del MVP de la temporada regular Giannis Antetokounmpo en los Milwaukee Bucks empuja a pensar en que estos volverán a tener sus opciones de luchar por el anillo de campeones, sobre todo si el griego sigue con ese descomunal nivel.

Por último también podrían hacer frente en unas finales contra el Oeste unos Philadelphia 76ers que mantienen el grueso de su bloque y esperan que sus movimientos les acerque a la lucha por ser campeones.

Asimismo, conviene tener en cuenta que el hecho de que haya tantos buenos equipos en un lado, complica más el camino durante los playoffs, algo que no ocurre en la Conferencia Este, donde, sobre todo en la primera ronda, Bucks, Sixers y Nets se impondrán con facilidad, teóricamente, sufriendo un menor desgaste que luego podría ayudarles a la hora de la verdad.