El Monbus Obradoiro ha llegado a un acuerdo con Mike Daum para la temporada 2019/20. Este ala-pívot de 2,06 metros y 23 años procede de la universidad de South Dakota State, con la que promedió 25.3 puntos (57.9% en tiros de dos, 37.0% en triples y 83.8% en libres), 11.7 rebotes y 1.0 tapones en 33.3 minutos de juego (33 partidos), durante la pasada temporada. Además viene de disputar la NBA Summer League de Las Vegas con los Portland Trail Blazers (4 puntos y 2,7 rebotes en 12 minutos).

Entre su palmarés hay que destacar que se ha alzado con el título de campeón de su conferencia (Summit League) en 2016, 17 y 18, siendo MVP del torneo los tres años y Jugador del año en 2017, 18 y 19.

El director general José Luis Mateo, lo describe como «un jugador con una notable capacidad anotadora, ya sea en el poste bajo o a través del lanzamiento exterior. Su conocimiento del juego y polivalencia le permitirán formar pareja con el resto de los interiores que tenemos». Añade además que Daum » aunque notará un gran salto en lo relativo a exigencia física, lo vemos preparado para la dura y a la vez atractiva Liga Endesa que se nos avecina».

Bryan García, experto en NCAA y director de la web esperandomarzo.com, lo describe en su revista «NBA Draft Review 2019 como «un interior atípico al que, literalmente, se le caen los puntos de las manos. Un jugador de corte claramente anotador que es un auténtico quebradero de cabeza para cualquier defensa rival. Un anotador salvaje desde debajo del aro, un gran tirador de tiros libres, y que -a diferencia de otros jugadores de corte similar- en cuanto se aleja del aro se va encontrando cada vez más cómodo. Un tirador nato, de buen tamaño y envergadura que por seguro tiene asegurado un futuro profesional en el baloncesto».

Sin embargo «No solo de puntos vive Daum. Además de un ferviente anotador es uno de los mejores reboteadores que ha dado la Summit League en su historia. De hecho, con los números en la mano, es el tercer reboteador histórico de la conferencia».

En su debe, Daum «no es un gran atleta, y tampoco es un jugador que destaque por su gran primer paso, su velocidad o movilidad, pero puede vivir de esto perfectamente dada su enorme cantidad de skills ofensivos. El gran problema de Daum llega en el apartado defensivo, un aspecto muy importante en su juego, ya que es aquí donde podría estar la gran diferencia para él entre jugar en la NBA o hacerlo en Europa u otra competición. No hay que dudar de su compromiso defensivo ni de su capacidad para mejorar, pero está claro que debe lograr ser mucho más contundente y más fuerte a nivel físico y defensivo».

Highlights de Mike Daum durante su ciclo universitario