Por muchos románticos que lo nieguen, el deporte ha mejorado considerablemente desde la implementación de la tecnología en sus procesos y normativas. Analizamos cómo el baloncesto ha mejorado notablemente de la mano de la ciencia.

Por evidente que parezca, el baloncesto ha crecido hasta convertirse en uno de los deportes más populares del mundo gracias a la tecnología. Sus principales reglas (posesión, anotación, valoración…) se basan en aparatos tecnológicos y, también debemos hablar de los materiales que han jugado un papel fundamental específicamente en los balones, textiles deportivos y superficies.

Otro aspecto que ha permitido el desarrollo de deportistas, clubes y competiciones es el Big Data. La capacidad de medir miles de datos ha permitido al baloncesto ser uno de los deportes favoritos, por ejemplo, en las apuestas. Por hablar de uno de los casos más interesantes, en Betway apuestas de baloncesto podremos disfrutar de una oferta completa y de vibrar con el baloncesto a la vez que ganamos dinero.

Además, marcas como Betway apoyan el deporte, el baloncesto en este caso, aportando mucho dinero en patrocinios, lo que ayuda a clubes y competiciones a seguir creciendo.

Pero vamos a aspectos más simples, hemos mencionado calzado y balones, toca hablar de los Marcadores Digitales, ahí están y no nos damos cuenta de que es tecnología, pero lo miden todo, desde la puntuación a las faltas y a los tiempos. Básicos en el baloncesto que pasamos por alto como implementación tecnológica, a veces los árboles no nos dejan ver el bosque, como en este caso.

De ahí nos trasladamos a monitores, retransmisiones y softwares de baloncesto que no dejan de mejorar en calidad y prestaciones. Los jueces consultan sus monitores en muchas jugadas que precisan de ser revisadas, las mejores cámaras ofrecen ópticas inigualables que te trasladan a la cancha y, por último, los softwares nos permiten disfrutar del partido con datos interesantes.

Aplicaciones como Smart Stats 3.0. creada por la Tecno FEB ayudan a los estadísticos con datos sincronizados que son transmitidos a los usuarios del software (televisiones, aficionados y los propios clubes) una tecnología muy utilizada realmente ágil y que nos permite sacar interesantes realmente interesantes de todo tipo de métricas.

Como podemos observar, es increíble hasta qué punto a afectado la famosa “Era de la tecnología” o la globalización de cara a disfrutar ahora de un baloncesto 2.0. Un deporte mucho más competitivo y perfeccionado en el que todo está medido milimétricamente y en el que se favorece tanto el espectáculo como la seguridad de los jugadores y el disfrute al máximo de los aficionados.

Y tú, ¿eres de los románticos que se muestran reacios a la incorporación de las nuevas tecnologías en el deporte? Muchos dirán que va en contra del espíritu deportivo pero la realidad es solo una: mediante la tecnología se han podido alcanzar cotas de justicia, efectividad y rendimientos que jamás en la historia se habían logrado ¿Alguien sabe dónde está el límite? Mientras se averigua, seguiremos disfrutando de este gran deporte.