Santi Aldama (2001/2,08m) fue designado este domingo MVP del Europeo U18 de Volos (Grecia) tras anotar 23 puntos en la gran final -su tercer periodo fue prodigioso-, culminando así un campeonato extraordinario en el que promedió 18 puntos, 7,6 rebotes y 2,3 tapones. Casi 23 de valoración de media, superando los 30 en dos encuentros (37 vs Croacia en la fase de grupos y 32 vs Rusia en cuartos). Bárbaro.

Aldama, hijo del internacional olímpico español Santiago Aldama (sí, mismo nombre) y sobrino de Santi Toledo (un notable tirador en los 90 del que Aldama está aprendiendo mucho en entrenamientos privados), se comprometió hace unas semanas con la universidad de Loyola-Maryland. Tras formarse en Canterbury, el canario jugará ahora en la NCAA y será entrenado por Tavaras Hardy, con el que hablamos hace unos días en Grecia para que nos contara qué espera de él.

Aldama ha optado por cruzar el charco porque allí podrá continuar su formación deportiva y, sobre todo, académica (estudiará empresariales). En la ACB, pese al interés de grandes clubes -con los que ha tenido conversaciones-, ninguno ha sido capaz de ofrecerle un proyecto estable a nivel académico. Y su padre, sabedor de la jauría del mundo profesional, ha optado por la vía americana. Cuesta entender el cortoplacismo (resultadista) y la falta de atrevimiento de los clubes con el producto nacional.

En sus manos está el acabar con una especie de «maldición», y es que muy pocos proyectos nacionales que han pasado por la NCAA han tenido una carrera «exitosa» aquí (entendiendo este concepto como el «mantenerse en la élite»). Quizás solo podamos hacer referencia a Iker Iturbe y Rodrigo de la Fuente. Y ojalá podamos sumar en unos años el nombre de Francis Alonso -fichado este verano por Unicaja y cedido al Fuenlabrada-.

¿Qué podemos destacar de Santi Aldama?

Aldama es un 4 con gran potencial para ser un 3 excepcional, por su manejo de balón y tiro (tanto en posiciones estático como en salidas de sistema). En el 1×1 tiene un bote atacante muy adelantado y es muy vertical al aro. La defensa es un poco su punto débil, sobre todo cuando tiene que defender a jugadores más rápidos o más pequeños y rápidos que él que lo sacan fuera, ya que sus desplazamientos laterales son lentos. Por ello cambia a defender al 3 alto o 4 interior del equipo contrario

Su envergadura le ha permitido dominar la categoría y en el torneo ha tenido un loable 34,6% desde la línea de tres -con un destacado 4/6 en cuartos ante Rusia-. Pocos perfiles técnicos hemos tenido así en España con 2,10m. El único nombre que se nos viene a la cabeza, el de Pau Gasol. Aunque eso no es sinónimo de afirmar que Aldama es «el nuevo Pau». Nada que ver y una presión innecesaria para el chaval. Su liderazgo, otra virtud que destacar.

Le seguiremos de cerca.