El Khimki de Moscú ha confirmado este miércoles la llegada de Jonas Jerebko (2,08m y 32 años), posiblemente la guinda a un equipo con cromos suficientes como para tener un claro objetivo: jugar la Final Four. La inversión del conjunto ruso es alta, e incluso no es osado pensar que puedan desbancar al CSKA en la VTB League (suma ocho ligas seguidas).

Jerebko vuelve a Europa tras diez temporadas en la NBA, donde ha disputado más de 600 partidos (Jazz, Celtics, Pistons y Warriors) con promedios de 6,2 puntos y 4 rebotes. Habituado siempre a un rol secundario, esta temporada ha jugado con los Warriors, quedándose a las puertas de lo que hubiera supuesto el primer anillo para un jugador sueco. «Jugar contra los mejores equipos de Europa estaba en mi lista de prioridades, así que tengo muchas ganas ya de empezar la temporada», ha asegurado un Jerebko que debutará en la Euroliga.

Su nuevo entrenador, Rimas Kurtinaitis, ha valorado su llegada: «Jonas puede jugar en cuatro y casi en las cinco posiciones. Le conozco desde 2009 cuando le entrené en el preseason camp de Treviso. Estoy muy feliz con su fichaje. Con él cerramos la plantilla, creo que seremos muy competitivos».

Objetivo Colonia

Si bien la Euroliga 19-20 será la más feroz de la última década, el Khimki parte, sobre el papel, como uno de los candidatos a estar en Colonia. Por nombres no hay duda. Luego tendrán que refrendarlo en pista, porque esto no es un videojuego, pero la plantilla que tendrá Kurtinaitis es muy completa:

Jovic – Kramer – Zaytsev
Shved – Bertans – Vyaltsev
Timma – Karasev – Valiev
Jerebko – Gill – Evans- Monya
Mozgov – Booker – Desyatnikov