Tras un largo verano y con septiembre ya tocando a la puerta, el baloncesto volvía a ser protagonista. La espera ha sido intensa, pero ya está aquí y el Mundial ha arrancado en China. Además, el menú ofrecía la posibilidad de ver a grandes selecciones como Argentina, Italia, Rusia, Serbia y España. Sin embargo, no hay duda que el espectáculo del día lo brindaron Irán y Puerto Rico con el partido más emocionante con permiso del Rusia contra Nigeria.

El baloncesto es un deporte único y prueba de ello es la remontada mágica de Puerto Rico. La selección, comandada por David Huertas, se creció en el último cuarto y remontó a una Irán que se quedó sin gasolina y tiró una ventaja de 18 puntos. El conjunto iraní fue mejor durante todo el partido, pero una canasta sobre la bocina les privó de llevarse el primer partido de esta fase de grupos. Eso sí, los dos equipos brindaron un espectáculo digno de ver y mencionar.

Por otro lado, Serbia, arrancó su particular Copa del Mundo asustando y dejando claro que son la alternativa a Estados Unidos. El juego interior del conjunto serbio fue demasiado para una Angola que fue, básicamente, apabullada. Poco pudieron hacer contra unos gigantes que dominaron el partido a su antojo y en el que Bogdanovic dejó claro que llega muy enchufado a China (24 puntos para él).

La que tampoco falló fue España que, comandada por Ricky Rubio, se impuso a Túnez en una gran segunda parte. En los primeros dos cuartos, la intensidad del rival puso las cosas muy complejas a una España que acabó reaccionando desde la defensa. Muy destacable la actuación de Ricky (17 puntos y nueve asistencias) que, una vez más, supo leer lo que necesitaba la Selección y supo poner puso cuando fue necesario. Otra gran noticia fue la vuelta de un Llull que dejó su primera ‘mandarina’ del Mundial y que, poco a poco, va retomando confianza. El combinado español ya espera a Puerto Rico, que viene con la moral por las nubes tras su remontada.

En cuanto a los demás encuentros, Argentina e Italia vencieron de manera cómoda y se anotaron su primera victoria de esta fase de grupos. Argentina contó con la vuelta de Campazzo y fue superior a una Corea del Sur que no tuvo bastante con los 31 puntos y 15 rebotes de Ricardo Ratliffe. Por parte de Italia, la selección transalpina arrasó a Filipinas de principio a fin. Luigi Datome y Danilo Gallinari se pusieron a los mandos del equipo y desde la línea de tres puntos no dejaron ninguna opción al rival.

La que se quedó sin recompensa también en el día de hoy fue Nigeria, que salió valiente y puso contra las cuerdas a Rusia. Si no hubiese sido por la toma de decisiones en el tramo final, muy posiblemente el equipo nigeriano se hubiese llevado el primer partido de este Mundial. Sin embargo, Mikhail Kulagin y Andrey Vorontsevich se pusieron el traje de héroe y rescataron a una Rusia que tuvo que sudar para ganar el partido.

Polonia también hizo sus deberes y ganaron a una Venezuela que fue a menos según iban pasando los minutos. Michal Sokolowski (16 puntos y 24 de valoración) y Mateusz Ponitka fueron los mejores de una selección que demostró tener una actitud muy seria. Costa de Marfil tampoco tuvo su día y perdió ante la anfitriona. China fue mejor y consiguió una gran renta respecto a su rival. De esta forma comienza bien su torneo y Yi Jianlian se fue a los 19 puntos y 8 rebotes.

Momento del día:

Resultados del día 1:

Polonia 80 – Venezuela 69

Costa de Marfil 55 – China 70

Rusia 82 – Nigeria 77

Argentina 95- Corea del Sur 69

Irán 81 – Puerto Rico 83

España 101 – Túnez 62

Angola 59 – Serbia 105

Filipinas 62 – Italia 108