Ingles y Dellavedova hicieron volar a Australia frente a Canadá (92-108)

Gran partido el que forjó Australia frente a Canadá en el primer partido del segundo día de competición. Un partido que dejó mucho ritmo y al que Australia se adaptó muy bien en todo momento, encarrilado sobre todo por un Dellavedova espectacular y un Ingles sagaz, capaz de jugar a su antojo por dentro ante una Canadá algo más pausada de inicio y que se vio bastante condicionada por las faltas en los primeros 20 minutos de partido. Por momentos, dejaba la sensación de que Dellavedova creaba y el resto ejecutaba, a partir de esos ajustes Australia empezó a generar balances defensivos completos.

Esos buenos balances les llevó a realizar buenos ataques y Australia conseguía ampliar rentas en el marcador. Por parte de Canadá, fue Joseph el que mantenía sujeta a su selección. El partido era un ida y vuelta permanente, de hecho, tuvo muchas variantes tácticas en ambos conjuntos. Sobre todo, los canadienses, que a través de rotar y encontrar la clave atrás logró darle la vuelta al partido.

Principalmente de la mano de un Pangos que se puso la capa de héroe y empezó a cambiar el guión del encuentro con contundencia en los ataques, inteligencia y porque supo ponerle una marcha más a los suyos cuando más lo necesitaban.

Los de Nurse comenzaron a imprimir un motor más a su defensa, de hecho el inicio de tercer cuarto de estos fue un torbellino. La felicidad y la euforia se adueñaba de Canadá, pero al partido le quedaba un invitado por llegar: Joe Ingles.

El factor Joe Ingles

El alero australiano fue un elemento clave para la resolución del encuentro por parte de los australianos, que, combinado al ejercicio ofensivo de un Dellavedova que anotaba a su antojo, el de Utah Jazz supo mantenerse funcional. Su inteligencia, el manejo de los tiempos y sobre todo la buena toma de decisiones decantaron la balanza para que Australia volviese a cobrar sentido en el partido y pudiera volver a llevarlo a su terreno de nuevo. Cuando subía el balón, seguidamente bajaba a defender: Movilidad constante al servicio del equipo. Un juego pausado pero que bien ejecutado como lo hace el bueno de Joe te da muchas variantes y por supuesto, te genera muchísimas ventajas.

En clave Kevin Pangos

El base del FC Barcelona Lassa cuando ofrece este nivel es de las opciones más rentables en el elemento creativo del equipo. Poniendo calma y cabeza a los suyos. Ejecutando en momentos claves y sobre todo generando desde linea de fondo para liberar tiros a jugadores que no fallan e incluso generando para que culminaran jugadores como Birch, que encontraban muy bien el espacio que Pangos les generaba. Además, con la importancia de un Ejim activo en el rebote, el reactivar jugadas se combinaba muy bien desde sus manos.

Dellavedova, poco más que añadir.

Esa pequeña gran revolución, la que puso el base con sus 24 puntos y 6 triples, cuando el partido más alternativo se ponía en ambos lados y que Canadá estaba sabiendo sobrellevar. El Dellavedova poseído por el furor del partido, se envolvió en un ambiente único para sacar junto a un Goulding que siempre rinde bien y hoy no ha sido para menos, clave. Esa fluidez de juego normalmente suele dejar el aporte de todos y cuando tienes una combinación de piezas como Dellavedova, Ingles y Goulding, con un Mills director de orquesta nada puede salir mal, y así fue.

Victoria clave para Australia ante uno de los rivales fuertes del grupo y que deja una versión muy positiva para sobrellevar el resto del grupo durante el torneo.