Australia ya está en los cuartos de final, aunque tuvo que sufrir para superar a la República Dominicana. Patty Mills, con 19 puntos y 9 asistencias, fue el mejor. Baynes fue expulsado en el tercer cuarto.

Los oceánicos y los caribeños se enfrentaban en el Grupo L por un puesto para la siguiente fase. Los australianos, invictos, tenían mucho más allanado el camino ante unos dominicanos que pese a firmar un sorprendente inicio de torneo cayeron ante Francia y lo tenían mucho más complicado.

La hoja de ruta del partido vino marcada por el estilo de Australia desde el principio. Los de Oceanía abrirían la lata con un triple de Dellavedova y a partir de ahí buscar anotar desde el triple cuánto fuera posible ante una República Dominicana poco tenaz en defensa, pero con un gran Vargas en ataque. Los ‘aussies’, activos por dentro, lograron convertir un ataque efectivo en zona dominicana y se llevaron el partido al primer cuarto firmando un 24-19.

El segundo cuarto sirvió para ver a una República Dominicana más poderosa a ambos lados de la cancha. Los dominicanos llegaron a colocarse 30-29, solo por un punto abajo y desplegando un baloncesto completísimo bajo los buenos minutos de Solano y Rojas. Sin embargo, los australianos comenzaron a dispararse de nuevo en el partido, gracias a un triple de Goulding que los volvían a colocar con un colchón de ventaja positivo.

Pero cuando tienes a una República Dominicana tan bien plantada y con ganas de hacer las cosas bien no te vale ser Australia, porque cuando los caribeños elaboraban los aussies caían en la falta, dando puntos sencillos desde los libres a los de Néstor ‘Che’García. Ni un palmo cedían los dominicanos, que se fueron al descanso solo dos abajo, gracias a un triple de Montero (40-38).

Ante una República Dominicana con buenas variantes y complicaciones, Australia se vio contra las cuerdas y se vio obligada a ajustar en defensa. En el tercer cuarto Australia desplegó un gran juego colectivo y logró asentarse en el partido poniendo un 57-52 para cerrar el tercer cuarto. Acotó distancias Mendoza.

Los de Lemanis asentaron una buena defensa, muy poderosa, desencadenando en ataques efectivos. Juego cargado sobre Dellavedova con un Mills y un Landale en modo ejecutor.

A seis minutos para finalizar el partido, Landale rompía el partido. Tiempo muerto y Australia once arriba (71-60). Sin embargo, un triple de Eulis Báez daba vida a los de Néstor ‘Che’ García colocando a Dominicana a seis en el marcador (71-65)

Australia se chocaba con una República Dominicana que tenía fe y que no abandonaba sobre todo bajo la estela de un Eloy Vargas que se iba a los 16 puntos, marcando la hoja de ruta en ataque de los caribeños, además, con los ajustes del Che, los de Dominicana encontraron amparo también en un gran Víctor Liz.

El baloncesto es un juego de rachas, que se lo digan a Australia, que cuándo peor estaba en los minutos finales apareció Dellavedova con u triple de fantasía para disolver el partido y que Australia lo tuviera más cerca. Maquillaban los dominicanos, pero no pudieron hacer mucho más.

Australia estaba en cuartos y condenaba a República Dominicana. Los Aussies siguen sin perder un solo partido en esta Copa del Mundo y Patty Mills sigue brillando, dándole luz a su selección y sosteniendo a un colectivo que forja un baloncesto total.

ESTADÍSTICAS