La FIBA ha emitido este domingo un comunicado admitiendo que en la última acción del Lituania-Francia se cometió un grave error arbitral (Gobert toca el aro, interferencia; Lituania hubiera sumado un punto, por lo que hubiera empatado a 76).

¿La consecuencia? La FIBA ha decidido expulsar a los tres árbitros de la competición, por lo que no arbitrarán más en lo que queda de Mundial.

El español Antonio Conde (árbitro principal), el argentino Leandro Lezcano y el venezolano Daniel Alberto García, los colegiados del encuentro, no pitarán ningún partido más de este Mundial.