Salah Mejri ha sido el gran protagonista en la ajustada victoria de Túnez sobre Angola (86-84). El pívot tunecino ha igualado el récord de tapones (desde 1994) en un partido del Mundial con un total de 8, los mismos que firmó Yao Ming ante Algeria en 2002.

Mejri acabó con 18 puntos, 8 rebotes y los mencionados 8 tapones (2 de ellos en los minutos finales, determinantes) para un total de 31 de valoración, siendo el mejor de Túnez junto a un imperial Michael Roll, inmaculado en el clutch (21 puntos). El triple que sentenció el choque fue de Haddidane, que apenas llevaba 8 minutos en pista y no había lanzado.

Este triunfo de Túnez la asegura el liderato del grupo y un billete para el Preolímpico.

ESTADÍSTICAS