Facundo Campazzo estuvo soberbio en la magistral victoria de Argentina sobre Serbia en los cuartos de final del Mundial. El base, nacido en Córdoba hace 28 años, acabó con 18 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes y 3 robos, convirtiéndose en el primer jugador con +15 puntos, +10 asistencias, +5 rebotes y +3 robos desde el croata Toni Kukoc, quien lo hizo contra Canadá en 1994.

Tal fue la exhibición del base del Madrid que el seleccionador serbio Djordjevic le elogió en rueda de prensa: «El partido lo ha controlado Campazzo. Absolutamente. La victoria es suya. Sus bases nos han dominado todo el rato y no hemos podido hacer nada».

Un mago, un genio, el mejor base de Europa a día de hoy.