La selección española consiguió acceder a su segunda final de un campeonato del mundo en el Mundial de China 2019 después de dos prórrogas al vencer a Australia por 95-88. Un superlativo Marc Gasol (33 puntos) secundado por Ricky Rubio y un Llull que también en defensa estuvo sublime al igual que Rudy Fernández. Patty Mills fue el mejor oceánico con 32 puntos.

Los dos equipos que no habían conocido la derrota en este campeonato llegaban a Beijing para buscar el pase a la final. Ambas selecciones con el último precedente muy reciente donde Claver fue clave para que en 2016 la selección española se llevara la medalla de bronce ante los oceánicos.

Ritmo frenético con el que dieron comienzo ambas naciones compitiendo de poder a poder. Mucho nivel en los emparejamientos y las canastas fáciles no existían. Juancho Hernángomez y Ricky Rubio dieron cabida a sus tiros lejanos aunque en el lado opuesto Mills y Dellavedova también acertaron.

Los australianos tiraron más tras la línea de tres que los puntos en pintura pero en los cuatro tiros de dos, tuvieron un 100% en efectividad. La entrada de Llull fue trascendente en la rotación española con una asistencia una canasta de dos y un tiro de tres que entró en el último segundo del primer cuarto para obtener un 22-21.

El emparejamiento en defensa de Ribas sobre Mills estaba siendo fructífero. Aun así, no estaban llegando los puntos en aquel segundo cuarto y por tanto, Marc y Ricky accedieron a la cancha. Fue Rubio quién se emparejó con Mills y entonces, llegaron cuatro puntos dentro de la zona para que Scariolo estuviera obligado a pedir tiempo muerto. Tras cuatro minutos, fue el base español quién abrió la lata en este cuarto. 

Los jugadores de Lemanis estaban realizando una defensa totalmente dura llena de vigor. No daban ninguna oportunidad de creación a los españoles. En contra, liderados por Mills abrían muchísimos huecos y los puntos llegaban hasta coger una diferencia de ocho puntos con un 24-32. Acto seguido, llegaba un instante crítico ya que Juancho se iba al banquillo con su tercera falta. Después de un pick n’roll de Marc ayudó para que Rubio encestara y nuevamente los españoles pararon el encuentro motivados por defender en zona que gozó de buenas sensaciones. 

El duelo volvió a igualarse sobre la cancha con una grandiosa intensidad. Los españoles no tenían un buen porcentaje en los tiros de tres: 4 de 16 y apenas estaban jugando dentro de la zona. Con un 32-37 se fueron por delante los australianos para afrontar los últimos 20 minutos de la primera semifinal de la Copa del Mundo de China.

Los quintetos titulares también salieron a darlo todo en el inicio de la segunda mitad. Los españoles con varios errores en ataque, con Ricky sin poder abrir mucho juego por la atosigada defensa de Dellavedova, tres triples consecutivos de Marc y con los australianos aprovechando esos errores con Mills a la cabeza se fueron a un 46-39 después de que Rudy realizara la tercera falta en un tiro de tres de Patty donde falló dos de tres libres que encestó.

Tiros muy forzados en ataque sin una clara táctica para mover el balón y jugar de manera coral. Los australianos continuaban aprovechando sus opciones para conseguir la máxima del partido con un 50-39 a falta de 4:50 para el final. Los aussies regresaron a los 10 puntos aunque otra lectura junto a un posicionamiento eléctrico, los de Scariolo querían dar un final diferente a lo ocurrido aprovechando que Mills estaba en el banco. Se acercaron a cinco un 47-52 con un buen ataque de Rubio que tras una falta de Ingles encestó, una defensa de intensidad máxima y un triple de Llull para que los australianos pararan el encuentro.

Dos buenas defensas sobre Patty Mills pese a que anotó Kay señaló confianza al rostro español. Pitaron una técnica a Rubio después de protestar ya que alegaba que su entrada había tocado tablero antes del tapón. Sin embargo, un robo le salvó para la anotación de Llull además de obtener dos puntos más y obtener un 51-55 gracias a una defensa intensa con tres pequeños como Rubio, Llull y Ribas.

Tres rebotes ofensivos concedidos por España daban vida a los hombres de Lemanis que se marcharon al 61-53. A siete minutos del final, se frenó el encuentro para que Gasol volviera a la cancha por parte de Willy Hernángomez que tenía muchos problemas sobre la pintura.

La entrada de Marc Gasol fue realmente importante para abrir huecos en ataque. Los balones iban para él. Dos puntos sobre la pintura, un triple, otro punto de dos, una asistencia a Ribas para que encestará de tres liberado y otro pase clave para Llull en una entrada para llegar al 65-67 obligando a los oceánicos a parar el encuentro cuando quedaban 3:44 para el desenlace.

La defensa española subía sus quilates poniendo en inmensos problemas el ataque australiano. El último minuto iba a estar lleno de emoción. Después de dos opciones ofendiendo la pintura rival, el triple de Llull no entró. Sin embargo, los de Lemanis se quedaron sin encestar pese a un rebote ofensivo de un Kay que estaba realizando un tremendo encuentro. La enorme defensa de Rudy llevó a la pérdida de balón de Mills.

Con 69-70, España tenía posesión a falta de 28 segundos. Jugaron 20 segundos, Llull entró a canasta y con una defensa temible de Ingles no entró pero Gasol recibió la falta de Bogut para tener dos tiros libres. Encestó ambos y con un 71-70 Lemanis solicitó el tiempo muerto para jugar ocho segundos y siete décimas en ataque.

Mills sacó de banda, recibió de nuevo el balón y con un bloqueo de Kay sobre Ricky, el máximo anotador del equipo realizó una entrada para recibir una falta de Claver para gozar de dos tiros libres. El segundo no entró, Rubio cogió el rebote, tiró desde el medio campo y estuvo a punto de encestar. Por tanto, se fueron a la prórroga con un 71-71.

Consiguieron cinco puntos consecutivos con un triple de Marc para el 76-71 pero Mills en el siguiente ataque obtuvo el triple. España no anotó y después a la contra, Kay encestó y regresó la igualdad con 76-76. Tras un pase de Ricky que finalizó Claver con un mate llegó la respuesta de Ingles con dos tiros libres.

Después de dos ataques sin respuesta por ambas naciones, Australia tuvo el ataque a falta de 16 segundos ya que pitaron pie a Marc Gasol. Pararon la partida para planear su táctica ofensiva con Ingles sacando de banda. Pasaron dos segundos, recibió Mills y entre un sándwich de Marc y Ricky, pitaron falta al pivot español. Ahora sí, metió ambas y los de Scariolo tenían 14 segundos para atacar con 78-80 en contra.

Movieron muy bien el balón entre Llull, Rudy y Marc que se quedó emparejado con Dellavedova. Por tanto, el australiano realizó falta y Gasol acudió a la línea de tiros libres. Encestó las dos y quedaban 4,8 segundos para jugar con 80-80. Sacaron de fondo, Dellavedova cogió el balón, entró en zona, tiró pero no encestó. Sin más dilación y con el corazón a flor de piel, entraron en la segunda prórroga.

Un palmeo de Bogut, y después dos ataques eficaces con un tiro solitario de Claver desde la pintura para que acto seguido llegase el triple de Llull. Otra buena defensa que quedó sin canasta australiana y Gasol encestó para poner el 87-82. Se palpaban los nervios entre los hombres que vestían de verde con decisiones revocadas en tomar decisiones palpadas en desasosiego sin poder encontrar a Mills por la amplia defensa. Rubió ejerció de líder, movieron bien el balón y ‘El increíble Llull’ tiró de tres para situar el 90-82 a falta de dos minutos. 

Tras el tiempo muerto, acudieron con un triple de Baynes. Sin embargo, el ataque de España estaba claro. Después, Mills cometió falta tras una pérdida que valió para que Ricky acudiera a la línea de tiros libres para encestar dos puntos. Acto seguido, otra pérdida por una infernal defensa le llevó a Claver a la línea para gozar de un 93-85.

Rubio, tuvo el instante para cerrar el encuentro con dos tiros pero los nervios le pasaron factura y llegó el triple de Mills. Quedaban menos de 40 segundos, el ataque de España llevó a Marc a encestar la última canasta del partido para llegar a la final con un 95-88.

ESTADÍSTICAS