Tras superar a la República Checa y quedar en quinta posición, Aleksandar Djordjevic ha confirmado en rueda de prensa que deja el banquillo de la selección serbia.

«Sí, es cierto, dejo la selección. Es una decisión tomada antes del verano, lo habría hecho igual aunque hubiéramos conseguido los objetivos. Quiero pasar más tiempo con mi família», ha afirmado Djordjevic.

Desde su llegada a la selección balcánica en 2013, Serbia se ha colgado tres medallas de plata: Mundial 2014, JJOO 2016 y Eurobasket 2017. Estados Unidos (dos veces) y Eslovenia, sus verdugos en las finales.

Djordjevic se centrará ahora en su nuevo proyecto en la Virtus Bologna, con Teodosic… y quien sabe si con una wild card para jugar la Euroliga en el curso 20-21.