Ricky Rubio, Evan Fournier, Bogdan Bogdanović, Marc Gasol y Luis Scola fueron los cinco elegidos para formar parte de los hombres del Mundial.

Con el fin del Mundial, se van miles de momentos y emociones vividas durante dos semanas de ensueño y que acabó con la coronación de España como campeona del Mundo ante una Argentina de época.

Para poner un largo telón a este campeonato del Mundo, toca hablar de los cinco mejores jugadores del campeonato, dejando a Ricky Rubio como mejor jugador del torneo.

Ricky Rubio (ESP)

El mejor jugador de este Mundial, sobran las razones. Por corazón, por llevar el timón y por ser la manija de una selección que ha vuelto a marcar un capitulo para el recuerdo en el libro de la historia del baloncesto español. El base de El Masnou, actualmente en los Phoenix Suns ha promediado 16,4 puntos (43,6% campo), 4,6 rebotes, 6,0 asistencias y 1,5 robos. No solo números, todo el contexto que envolvía a la selección durante el campeonato lo hacen más valedor de este premio.

Evan Fournier (FRA)

Con 19,8 puntos (42% campo), 3,8 rebotes y 3,0 asistencias, el francés ha sido la guía de una Francia que logró hacerse con el bronce en el día de hoy. El escolta ha sido de lo más destacado del torneo. Penetrador nato, su facilidad para buscar las cosquillas al rival y marcar diferencias en el encuentro con su tiro lo han erigido como pieza clave de su nación en este campeonato.

Bogdan Bogdanović (SBJ)

Sus 22,9 puntos (55,6% campo), 4,1 rebotes, 4,4 asistencias y 1,3 robos simbiosis de un jugador más que diferencial, un jugador que a cada cita grande se pule más y más. Un jugador que apodera un nivel técnico formidable y que capaz de tirar del carro de Serbia en momentos de socorro ha forjado un campeonato entre los mejores, pese a que se esperaba otro guión de su selección.

Marc Gasol (ESP)

Qué momento vive el de Barcelona, en un mismo año se ha coronado como campeón de la NBA con los Raptors y del Mundial con su selección, una España que ante la ausencia de su hermano muchos temían de batacazo. Pero no, apareció Marc, que tal vez, en muchos partidos tuvo momentos mejores y momentos peores, pero que supo aparecer cuando más lo necesitaban. Sus cifras, firma de una consagración de lujo 14,4 puntos (42,5% campo), 5,5 rebotes, 4,1 asistencias, 1,1 robos y 1,1 tapones.

Luis Scola (ARG)

Aquí hay que hacer mención especial. Un jugador que con su edad, parece estar mejor que hace 10 años y eso, sumado a un compendio de factores de la talla de su selección y el Mundial tan fabuloso que han firmado lo convierten en un pulmón y leyenda inagotable. Una pieza de colección que se ha consagrado de nuevo, que ha vuelto a enamorarnos a todos y que si hay que llevarlo a las matemáticas, nos chocamos con 17,9 puntos (43,4% de campo), 8,1 rebotes y 1,8 asistencias del argentino para ser columna vertebral de un equipo que jamás olvidaremos y que nos ha hecho disfrutar como a nadie. Legendario.