• Los colegiales rindieron bien desde el inicio y sacaron una victoria en el primer partido en casa de la temporada
  • Darío Brizuela inició la temporada en la misma forma en la que la acabó y fue el mejor de los remiremos con 18 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias y firmando 25 de valoración. Por parte de los canarios, el mejor fue Costello, que acabó fuera por forjar cinco faltas pese a sellar 19 puntos y 6 rebotes.

Volvía el baloncesto de Movistar Estudiantes al WiZink Center de Madrid y lo hacía ante un Gran Canaria que al igual que los colegiales, no pudo sacar una victoria en la primera jornada.

El primer cuarto tuvo guiones muy distintos, sobre todo para los canarios, que exprimieron al máximo el juego de sus interiores. Tanto Costello como Shurna fueron determinantes en los primeros diez minutos, en el otro lado, los del Ramiro de Maeztu se escudaban en el de siempre, en un Darío Brizuela que arrancaba la temporada de la misma manera que acabó la pasada, en una forma excepcional y liderando a los suyos en todo momento. En un primer cuarto bastante intenso en ambos lados, Gran Canaria supo conservar su ventaja pese a que Estudiantes se acercará en los segundos finales. 19-21 a favor de los claretianos al final del primer cuarto.

Okoye dio la bienvenida al segundo cuarto con un triple contra tablero al que no tardó en contestar Scrubb con otro, el escolta canadiense, siempre activo desde el perímetro. Dzikic ajustó piezas para los colegiales. El entrenador serbio realizó un doble cambio para darle más profundidad a los suyos en un momento en el que se encontraban tres abajo. Scrubb sumó su segundo triple para igualar la contienda y segundos después, volvió a inventarse una jugada para poner el 29-27 a favor de Movistar Estudiantes. Sin embargo, Gran Canaria, volvió a ponerse por delante con 4 puntos de Harper. Los canarios lograron implantar su juego durante el tramo final de segundo cuarto y se fueron al descanso con una ventaja de 35-39.

Tras el descanso, los colegiales arrancaron la moto en ataque y pusieron una marcha más en defensa, y al son de Brizuela, Kadji y Dangubic lograron ponerse con una ventaja de 56-49. En Gran Canaria, Bourousis tiraba de físico para romper lineas defensivas de Movistar Estudiantes, pese a que el griego no tuvo su mejor día, fue de los más activos en el tercer cuarto. En un destello, Edgar Vicedo puso en forma de triple el 59-55 y dejando a Estudiantes como amo y señor del tercer cuarto. Los colegiales dominaron de principio a fin el tercer parcial y se llevaron el premio de cerrarlo con una ventaja de 59-56.

Lo de Estudiantes en el último cuarto fue una muestra de tener más descaro y personalidad que la temporada pasada, con unas sensaciones de ir a por todo de principio a fin y con un juego mucho más colectivo. Los canarios, mientras tanto, mejoraron bajo el liderazgo de Harper y un Costello que estaba forjando un partido magnífico, logrando redimirse un poco de un parcial en el que el Estu se llegó a poner 66-56. Con Gran Canaria tres abajo (66-63) Dzikic movió banquillo, puso más tenacidad y movilidad con Palacios por dentro, Dangubic en el 3 y Pressey en la dirección, acompañados por Kadji y Brizuela. El partido entró en fase estímulo-respuesta, donde si Dangubic anotaba, Beirán respondía y así en un compendio de canastas hasta que Estudiantes se encomendó al ‘Kadjisistema’ tras una inversión de balón donde el camerunés culminó con un triple que puso el 76-71. Estudiantes se hacía gigante, pero aún le quedaría sufrir lo suyo, sobre todo cuando Beirán con un triple pondría el 80-78 en el marcado a falta de tres segundos. El nerviosismo se apiadó de Gran Canaria, Estudiantes lo tenía atado y así lo culminó Brizuela convirtiendo los tiros libres que cerrarían el partido con 82-78 a favor de los colegiales.