El Barcelona abrió la temporada de Euroliga con una sólida y convincente victoria en la siempre complicada pista del Anadolu Efes (64-74). No es un dato baladí, ya que los de Ataman solo perdieron tres partidos en el Sinan Erdem la pasada campaña.

Salvo un tercer cuarto más propio de patio de colegio que de baloncesto profesional, el Barça firmó un partido muy serio. Atrás, con Hanga, Higgins y Davies haciendo la pista más pequeña, y en ataque con Nikola Mirotic como estandarte. El montenegrino estuvo soberbio, sentenciando el encuentro en el 4Q (con la ayuda de Delaney y un buen Tomic).

Mirotic acabó con 24 puntos, 18 de ellos en la segunda mitad (18 de los 37 del Barça). Enchufó 4 triples por 5ª vez en su carrera de Euroliga (en 98 partidos).