El UMMC Ekaterinburg conquistó la Supercopa femenina europea por cuarta temporada consecutiva. Las de Miguel Méndez (con Nacho Martínez también en el staff) derrotaron con claridad al Nadezhda (87-67) gracias a una inconmensurable Brittney Griner (28+11).

Tras una primera mitad igualada, el 27-14 del tercer cuarto dejó la final vista para sentencia. Junto a Griner, que recibió 7 faltas y anotó 12 de sus 14 tiros libres, destacaron Beliakova (17 puntos) y la base Vandersloot (10 asistencias). Alba Torrens, aún lesionada, no pudo jugar pero lo celebró igual.

«Estamos muy contentos porque siempre es especial ganar en casa, en nuestra ciudad y ante nuestros fans. Hemos jugado un muy buen partido. Prometo que seguiremos trabajando duro para jugar el mejor baloncesto posible», apuntó el técnico español Méndez tras la final.

Aquí podéis volver a ver el partido íntegro.