Los colegiales sacaron una trabajada victoria ante un Manresa liderado por Kravish (19 puntos, 11 rebotes). Tras una mala primera parte de ambos, los dos conjuntos crecieron en el segundo tiempo. Scrubb espectacular (26 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 33 de valoración).

Segundo partido en casa para Movistar Estudiantes. Un encuentro que ponía el telón a la Jornada 4 de la Liga Endesa. Enfrente estaría un BAXI Manresa con la misma racha que los colegiales (1-2) y que llegaban al WiZink Center con el objetivo de distanciarse de los madrileños.

Con el balón sobre el parquet, los manresanos llevaron la iniciativa, al menos en los primeros minutos. Mucho más efectivos en ataque y moviendo bien el balón, encontrando muy bien a jugadores como Kravish. Sin embargo, desde el año pasado, hay algo que nos tiene acostumbrados en los partidos de Estudiantes y ese es el factor Brizuela. Apareció la ‘Mamba Vasca’, que en alianza con Victor Arteaga se convertían en los únicos anotadores de Movistar Estudiantes, al menos, hasta que entró Scrubb en dinámica. El escolta canadiense forjó un gran primer cuarto, acompañando en el liderazgo del equipo local. Manresa entró en una fase de decadencia en el duelo, concediendo puntos a Estudiantes en segundas oportunidades, algo de lo que supieron sacar tajada los estudiantiles, logrando crecer en el partido y firmando un parcial de 10-4 que los colocó con ventaja al final del primer cuarto (20-18).

Ya inmersos en el segundo cuarto, los de Pedro Martínez volvieron a crecer en el marcador, sobre todo en ataque, principalmente gracias a los puntos que dejó de inicio un Eulis Báez enérgico (anotó 6 puntos de forma consecutiva) y colocando a los catalanes 21-16 en el electrónico. Esto obligó a Dzikić a parar el partido. Tiempo muerto y a volver al guión de antes. Imagina no salir con otra cara tras un tiempo muerto con Aleksandar Dzikic. Así fue, de tal manera que en la jugada posterior Dukan colaba un triple para poner a los del Ramiro a dos puntos. El croata siguió en dinámica, cinco puntos consecutivos para él y empate en el marcador. Con Manresa colapsado, Dangubic argumentó la nueva cara del ‘Este’ en el partido con una canasta que los puso 28-26. Con esta situación, Manresa ajustó y encontró en Vaulet la esperanza del segundo cuarto. El alero de 23 años nacido en Argentina y con nacionalidad polaca sostuvo en ataque a los de Pla de Bages, sumando 14 puntos en su renta personal y poniendo a los visitantes 28-34.

Los locales, sin embargo, sobrevivían en el partido sacando rentas importantes de los errores de Manresa. No estaba siendo el mejor partido para ninguno de los dos equipos, un partido enfrascado en el error y en el desacierto. Con este guión y con mucho por mejorar en ambos conjuntos, el partido se iba al descanso con ventaja para los de Pedro Martínez (34-38).

Tras el entretiempo, el duelo cogió ambiente y ambos equipos se vieron inmersos en un intercambio de golpes. Aunque, Manresa se distanciaba algo más gracias a Kravish y Vaulet, tanto el alero como el pívot estaban intratables, cada uno a su modo. Con Estudiantes por debajo en el marcador apareció Brizuela, el de siempre, que con un triple levantaba al Palacio de los Deportes para poner a los colegiales 52-50. Al festival del triple se unió también Dukan, que con un triple poco después aumentó la renta de los de azul, desatando la locura de todo el pabellón que se unía en uno para levantar al equipo. Bajo la dirección de Dani Pérez, los de Pedro Martínez progresaban en labores de juego, sin embargo, los colegiales seguían con su momento caliente, algo que enfrió un poco Pere Tomàs con un triple que acercó a los manresanos en el marcador al final del tercer cuarto (60-57).

En el último cuarto, Estudiantes entró de la misma manera en la que cerró el tercer cuarto, con la sonrisa puesta de cara al aro, pero esta vez la sonrisa la puso Scrubb, anotando dos triples seguidos que llevaron en volandas a Movistar Estudiantes y que empezaron a contagiar cada vez más a la grada. Aún así, Manresa no diría su última palabra, seguiría peleando en el marcador. Hasta que Dangubic y Brizuela dijeron basta y ampliaron la ventaja para Estudiantes. Los colegiales se colocaron 75-67, Manresa recortaba. Estudiantes ampliaba desde la línea de libres, al igual que Manresa. El partido no estaba decidido aún (80-74) y con minuto y medio por delante y además cogiendo cierto toque farragoso, los puntos seguían decidiéndose desde la línea, Brizuela seguía aumentando sus números y Estudiantes 82-76 en el marcador, recortó Tomàs con una bandeja para Manresa. Sin embargo, Estudiantes, con media victoria en el bolsillo, se vio con su segunda victoria confirmada con una canasta de Pressey que colocó el 87-79. Segunda victoria en casa, que coincide también con la segunda de la temporada para Movistar Estudiantes.