Hacía cinco temporadas que el Barça no arrancaba la Euroliga ganando sus tres primeros partidos. Los de Pesic no fallaron este viernes en casa, superando a un Alba Berlin que fraguó una notable primera mitad pero que se desplomó en la segunda (104-83). Los azulgrana son líderes de la competición junto al CSKA, aunque con mejor diferencial.

Por inexperiencia, por juventud, porque hacía 72 horas que habían jugado… En cualquier caso, los de Aíto se quedaron sin opciones en el tercer cuarto, cuando el Barça encadenó buenas defensas y jugadas de transición para abrir brecha (68-50, min 27). El partido ya no tuvo más historia.

5 APUNTES DEL PARTIDO
  • El regreso de Cory Higgins. El estadounidense se había perdido los últimos tres compromisos del Barça, y anoche regresó por la puerta grande. 22 puntos en 19:48 minutos. Un 4 de 4 en triples (3+1 incluido), 3 asistencias, 2 robos, 5 faltas recibidas… 28 de valoración y +35 con él en pista. Entró en el 2Q y cambió el guión de partido junto a Mirotic. En el 1×1 desbordó cuando y cómo quiso (qué primer bote tiene). Atrás, como siempre, fue diferencial.

 

  • Tomic superó a Nnoko. El croata salió nuevamente titular, y como ocurre desde hace varios partidos, la primera jugada del partido fue para él. La perdió -se cerró bien el Alba-, pero a partir de entonces todo sería una producción impoluta. 15 puntos sin fallo (7/7 en tiros de dos), 6 rebotes y 20 de valoración en 20 minutos. Desquició a Nnoko, al que le sacó dos faltas rápido y regaló una asistencia de fantasía a Mirotic.

 

  • Qué poco necesita Mirotic. 18 puntos (4 triples) en 20 minutos de juego. Sin despeinarse, el montenegrino salió a mitad del 2Q, cuando las cosas pintaban regular (21-30 para el Alba), y junto a Higgins le dio la vuelta al marcador. Luego, tras el paso por vestuarios, alcanzó la cifra de 18 puntos con 9 puntos seguidos en dos minutos. Abre la pista y es una amenaza continua desde la línea de tres (9/21 en tres partidos).

 

  • 3-0 antes de la gira. Inmaculado inicio del Barça en la Euroliga. Ganó en Estambul al Efes, en San Petesburgo al Zenit y anoche se deshizo del Alba en el Palau. 3-0 antes de afrontar una gira que le llevará por Europa en cuatro de los siguientes cinco compromisos. Y en pistas nada sencillas. Belgrado, Milán, Kaunas y Madrid. Entre Serbia e Italia, el Valencia Basket en casa. Veremos el balance tras esta ruta.

 

  • El Alba, un equipo trabajado. La segunda parte (o el tercer cuarto, para ser más honestos) del Alba fue mala. Menos fluidez en ataque, pérdidas (17 en total) y despistes atrás. Un cóctel que hace inviable competir en el Palau 40 minutos. Más aún si enfrente hay jugadores tan determinantes como Higgins o Mirotic. Giedraitis, que firmó una excelsa primera parte, solo anotó 2 puntos en la segunda (17 puntos en total). Giffey también se quedó a 0 (10 en la primera). Solo despertó Siva (12 puntos y 8 asistencias). Aún así, el Alba dio muestras de lo bien trabajado que está. En los primeros 20 minutos encontró tiros liberados en casi cada ataque. Luego, el físico y la mentalidad -esa que se construye con experiencia- escasearon.