El Cadí La Seu no pudo celebrar de mejor forma el primer partido europeo de su historia como local. Las de Bernat Canut superaron al Aluinvent húngaro por un contundente 94-72.

Comenzaron mejor las húngaras, que se llevaron el primer cuarto (24-28) gracias al acierto de Morrison y Walker-Kimbrough, las dos mejores del cuadro visitante -ambas desde el banquillo-. Pero el Cadí La Seu se puso pronto el mono de trabajo, con una Wiese que revitalizó a las catalanas con sus triples (4/7, 18 puntos). La mejor, no obstante, fue la sueca Gustavsson, autora de 24 puntos (10/12 T2) en 21 minutos.

El partido cambió en apenas cuatro minutos, justo antes del descanso y tras el paso por vestuarios. Del 40-41 en el minuto 18 se pasó al 57-43 en el minuto 22. Un 17-2 inmaculado que permitió a las locales abrir una brecha ya insalvable. Ariadna Pujol estuvo hiperactiva en ese periodo (2 asistencias y 1 robo).

El último cuarto ya no tuvo historia y el Cadí logró su primera victoria la Eurocup femenina. Inmejorable debut en La Seu.