Segundo partido, segunda victoria. Los Clippers han empezado la temporada de forma inmejorable. Batieron a los Lakers en el partido inaugural y anoche aplastaron a los Warriors en su nueva casa, el Chase Center, por 122-141. Golden State no encajaba más de 140 puntos desde marzo de 2010 ante los Spurs (147).

El 0-14 inicial fue un preludio de lo que estaba por venir, si bien D’Angelo Russell trató de maquillar la diferencia con un inicio fulgurante (10 de sus 20 puntos en el 1Q). Pero los angelinos, agresivos atrás y con ideas muy claras en ataque, fueron una apisonadora. Acabaron con un 62,5% en tiros de campo, repartieron 33 asistencias (27 los subcampeones) y dominaron la pintura.

Zubac terminó con un doble-doble (16+10) y Harrell campó a sus anchas (18+6), corriendo y machacando sin oposición en un 3Q que llegó a reflejar un doloroso 73-104 (min 31) para los de Steve Kerr. Patterson abrió la pista y se fue hasta los 20 puntos con un 6/10 en triples, Kawhi Leonard optó por dar juego (21 puntos y 9 asistencias) y Lou Williams demostró porqué es el mejor 6º hombre de la liga: 22 puntos y 8 asistencias en 29 minutos.

Curry no tuvo su mejor noche: 23 puntos… con un 2 de 11 en triples.