A día de hoy, Kawhi Leonard es el mejor jugador del mundo. Nadie está a su nivel de forma, efectividad y liderazgo. Anoche, en su regreso a San Antonio, lideró el triunfo de los Clippers (103-97) con un último cuarto extraordinario.

Leonard metió 15 de sus 38 puntos en el 4Q (25 de los 38 en la segunda mitad), sentenciando el partido con un recital de movimientos tan marcados como imparables. Ni DeRozan ni Belinelli ni White pudieron detenerle. El cyborg, además, capturó 12 rebotes y robó 4 balones.

Es un robot que promedia 29,2 puntos, 7,6 rebotes y 6,2 asistencias en este inicio de campaña.

Primera derrota de Spurs

Los de Popovich encajaron su primera derrota de la temporada, acusando la poca aportación ofensiva de un irreconocible Aldridge (5 puntos). Los 29 puntos de DeRozan no fueron suficientes.