Hablábamos hace unos días de los Suns, y los de Arizona no están decepcionando en este inicio de campaña. Anoche acabaron con la buena racha de los Sixers -invictos hasta la fecha- gracias a un excelso Devin Booker, autor de 40 puntos, clave en los minutos finales para que Phoenix se llevara el gato al agua (114-109).

El joven estuvo casi perfecto, anotando 15 de sus 19 tiros de campo (3 de 4 en triples). «No hemos podido pararle, nos ha destrozado», declaraba Brett Brown, técnico de Philly, tras el encuentro. Junto a él, un enérgico Ricky Rubio que rozó el triple-doble con 21 puntos, 7 rebotes y 10 asistencias.

Y sin olvidar a Baynes, que atraviesa uno de los mejores momentos de su carrera. Sin Ayton, sancionado por dar positivo, promedia 16.6 puntos, 6.5 rebotes y 4 asistencias en 6 partidos como titular. Esta madrugada, 15+7+6, brindando un bonito duelo con Al Horford (32 puntos, insuficientes).

Phoenix ya es 2º en el Oeste con un balance de 5-2.