Los Celtics lideran la Conferencia Este en solitario tras lograr su séptima victoria consecutiva (7-1) ante los Spurs en San Antonio (135-115). Eso sí, perdieron a Gordon Hayward. En su mejor momento tras la lesión, recordando a la versión de Utah, el alero se fracturó la mano izquierda en una fortuita acción con Aldridge. Las pruebas médicas revelarán la gravedad de la lesión y si tiene que pasar por quirófano. Un varapalo.

Más allá de la lesión, el partido lo dominó Boston de principio a fin. Los Celtics ahogaron defensivamente a los de Popovich, que se quedaron en un pobre 39% en tiros de campo. El mejor ejemplo fue LaMarcus Aldridge. Venía de endosarle 39 puntos a los Thunder y se quedó en solo 3 puntos.

Boston castigó en la zona, anotó 72 puntos al descanso y en la segunda mitad no dio opción a los texanos. Jaylen Brown, con 30 puntos, fue el máximo anotador.