El hasta ahora líder CBC Valladolid cayó en su visita en Almansa y abrió la puerta al cambio de liderato, que corresponde ahora a Chocolates Trapa Palencia, que venció al al Liberbank Oviedo Baloncesto en Pumarín. Con esta derrota, los asturianos vuelven a caer a puestos de descenso (aunque tiene un partido pendiente en Lleida). Los pucelanos supieron sufrir para llegar por delante a los minutos finales de un igualado y difícil encuentro en Almansa, que acabó decantándose a favor de los locales, que aprovecharon una insólita debilidad interior de los visitantes, cuya supervivencia pasó gracias al acierto de Federico-Azad y Bartley. Finalmente, la victoria fue de los manchegos por 67-64.

El tropiezo de sus vecinos daba la opción de alcanzar el liderato a un Chocolates Trapa Palencia en racha que no perdonó en un Pumarín lleno hasta la bandera, donde el Oviedo llegó hasta donde le llevó el acierto de su base Sergio Llorente y los fallos desde el perímetro de los palentinos que, pese a todo, aprovecharon la ausencia de los pívots asturianos para hacerse con un entretenido choque por 66-73.

El tercero en discordia, un enrachado Palma, consiguió su sexto triunfo consecutivo para dar alcance a los pucelanos en la segunda posición. Esto fue gracias a la victoria por 80-64 al Peñas Huesca en el último partido de la jornada, sobreviviendo desde la pintura a la discreta noche de los ‘shooters’ mallorquines.

Donosti Gipuzkoa Basket asalta Lugo en la sorpresa del fin de semana 

Delteco Donosti Gipuzkoa Basket y Leyma Coruña vencieron en sus respectivas visitas a las pistas de Breogán y Canoe. En la matinal del domingo, los vascos fueron mucho más efectivos que los lucenses, especialmente desde más allá de los 6,75m, donde Timmer, Murphy y Dee golpearon una y otra vez a un cuadro celeste hasta decantar finalmente la balanza por un contundente 74-97. Los coruñeses, por su parte, acabaron resolviendo en el último cuarto, encomendándose a un gran Blackwell, que ejerció como líder para dejar a los madrileños en el fondo de la tabla El resultado final fue de 69-76.

Con el mismo número de triunfos que coruñeses y donostiarras se mantiene el Club Ourense Baloncesto, que sufrió para imponerse a Covirán Granada. Esto fue posible gracias al paso adelante del base catalán local Pol Figueras, que se desató en el último cuarto para llevar en volandas a los locales hasta la victoria final, por 79-74.

En la zona baja continúa siendo el colista, una semana más, el Marín. Los de Pontevedra cayeron su visita a la Ciudad Autónoma de Melilla en un duelo en el que los azulinos, que dominaron en todo momento, tomaron aire en el segundo cuarto y gestionaron con eficacia su ventaja pese a los intentos gallegos de remontada. Los melillenses estuvieron liderados por un buen Noguerol y acabaron ganado por 78-67.

Castelló se lleva el derbi valenciano ante Lucentum Alicante con un gran Djukanovic

Cáceres Patrimonio de la Humanidad se impuso ante el ICG Força Lleida en el Barris Nord por 67-72, sumando su tercer triunfo a domicilio en cuatro partidos. La victoria se dio gracias a la dirección de Úriz y a su mejor gestión de los momentos clave, en los que los verdinegros salían airosos de los acercamientos de los catalanes.

Con cuatro triunfos se quedan los dos equipos valencianos, tras la victoria de TAU Castelló en el derbi contra Lucentum Alicante. Este encuentro se resolvió tras una prórroga en la que continuó la exhibición desde el perímetro del MVP de la jornada, Brano Djukanovic (8 de 10 en triples, 38 puntos, 3 robos y un total de 43 créditos de valoración), con la que los locales acabaron con la resistencia de los alicantinos, que cayeron por 91-85.