La NBA regala historias a diario… y actuaciones memorables. Esta madrugada el protagonista ha sido Zach LaVine. El de Renton ha anotado 49 puntos, con un absurdo 13 de 17 en triples, para dar la victoria a los Bulls de forma milagrosa. ¿Por qué ese adjetivo? Porqué los de Chicago perdían de 8 a falta de 50 segundos para el final y han acabado ganando 116-115 a los Hornets.

El parcial en los últimos 50 segundos: 14-5. LaVine, con dos triples, White con una entrada sin oposición, Satoransky con otro triple… y LaVine cerrando su mágica noche con el triple de la victoria tras robo. Ver para creer.

No hay muchos jugadores en la historia de los Bulls que hayan anotado 49 puntos a lo largo de la historia. Entre ellos, Michael Jordan, Jimmy Butler o Jamal Crawford.

Por cierto, los 13 triples de LaVine son la segunda mejor marca en un partido NBA, empatando con Curry. ¿Quién tiene el récord? Klay Thompson, que metió 14 en 2018. 

Una noche para el recuerdo. Where amazing happens.