El CBC Valladolid refuerza su posición como líder tras imponerse en el derbi castellanoleonés a Chocolates Trapa Palencia, que llegaba con el mismo balance de 8-2 a este fin de semana. Únicamente Donosti Gipuzkoa Basket aguanta el ritmo a los pucelanos, mientras que Leyma Coruña da alcance a los palentinos en la tercera posición de una tabla en la que apenas hay cambios en la zona baja.

Eligió el mejor momento Carramimbre CBC Valladolid para lograr su primera victoria ante Chocolates Trapa Palencia, ahora que ambos se encuentran en una lucha directa por la primera plaza en la tabla. Aunque empezaron mejor los visitantes, poco a poco el conjunto local fue haciendo suyo el partido, gracias al liderazgo de un gran Frank Bartley (con 26 ptos y 9/13 en Tiros de Campo). Al final, los pucelanos ganaron a los palentinos por 86-79.

Por otro lado, Donosti Gipuzkoa Basket vencía al Almansa en casa, que hizo aguas desde el perímetro pese a que no dejaron de luchar para no irse del partido (74-66). La jornada nos deja también un paso más en la escalada de Leyma Coruña, que sumó con facilidad su cuarto triunfo consecutivo, doblegando 100-72 al HLA Alicante. Los valencianos fueron de más a menos ante la coral actuación de los naranjas, en la que primó el acierto exterior liderado por Djuran y Maiza.

Cáceres, la revelación hasta el momento, ya es quinto

Un paso por detrás se configura un cuarteto en el que las dinámicas se entrecruzan. Vuelve a enlazar dos derrotas el Palma, que cayó en un disputado encuentro en la pista del Melilla Baloncesto, donde los de Alcoba sufrieron en los minutos finales para retener su ventaja para terminar venciendo, por 68-65.

En cambio, los tres equipos que conforman el cuarteto vienen al alza: Club Ourense Baloncesto, que acabó aprovechando la corta rotación de un combativo Marín (55-65); Breogán, que abrió la jornada con un triunfo a base de triples en casa del Canoe (75-82); y Cáceres, que sigue lanzado y sumó su cuarto triunfo consecutivo ante un Oviedo que está empezando su reconstrucción y que fue capaz de competir pese a la debilidad en su juego interior (85-73).

Los asturianos continúan penúltimos, a la espera de recuperar esta semana su duelo pendiente con ICG Força Lleida, otro equipo en problemas al que Levitec Huesca endosó su quinta derrota consecutiva (97-73), en un choque en el que los locales controlaron con comodidad y en el que brilló David Škara (19 ptos, 7 rebs y 3 recs), el posterior MVP de la jornada.

Con una victoria más que los ilerdenses se mantiene TAU Castelló, también en dinámica negativa tras volver a caer, por tercera semana seguida, esta vez ante un Covirán Granada que se hizo con el partido al volver con una marcha más tras el descanso (72-65).

Pincha aquí para ver la clasificación tras la jornada 11