El BAXI Manresa puso fin a dos meses de imbatibilidad del Joventut en Badalona en un sensacional derbi que decidió (104-106) David Kravish con una canasta de 1.7 segundos del final de la prórroga.

Los verdinegros no supieron gestionar la ventaja de siete puntos (102-95) que tenían a dos minutos del final del tiempo extra con un Klemen Prepelic letal que anotó 11 puntos, para acabar con 29, pero demostró ser humano al fallar los últimos lanzamientos.

Un triple de Eulis Baez y la canasta final de Kravish acabaron dando el cuarto triunfo a los manresanos que abandonan la zona de descenso. Ryan Toolson (30 puntos) lideró al equipo de Pedro Martínez hasta la prórroga que forzó David Kravish.