Klemen Prepelic hizo historia este domingo en la Liga Endesa. El escolta verdinegro tan solo necesitó 20:44 minutos para anotar 31 puntos. Nunca nadie antes había enchufado tanto en tan poco tiempo.

El esloveno fue clave en el triunfo del Joventut Badalona ante el UCAM Murcia por 104-93. De nada valió la exhibición ofensiva de Jarell Eddie (10 de 14 en triples y 34 puntos) y de Askia Booker (32 puntos). Los de Sito Alonso ya encadenan ocho derrotas consecutivas.