El Real Madrid cerró la gira rusa con su segunda derrota consecutiva. El martes cayó ante CSKA por un ajustado 60-55, y este jueves sucumbió ante el Khimki por 102-94. No encajaban 100 o más puntos en competición europea los de Laso desde noviembre de 2017 (105 ante Baskonia).

No fue una buena tarde para el Madrid, incapaz de frenar a Alexey Shved, el mejor del encuentro. El base se fue al descanso con 12 puntos (4/4 en triples) y 9 asistencias… y terminó el encuentro con 21 puntos, 5 rebotes y 13 asistencias para un total de 31 de valoración. Tomó decisiones racionales y su equipo lo agradeció.

Los de Kurtinaitis, que acumulaban 9 derrotas en los últimos 11 partidos, cogen aire para seguir en la terna por el Top 8 (9-11). El Madrid, haga lo que haga Efes este viernes ante Asvel, mantendrá la segunda plaza (aunque puede quedarse a dos partidos en caso de triunfo turco).