La noche del viernes en la ciudad de Madrid ofrecía la posibilidad de disfrutar de un gran encuentro entre los dos primeros clasificados de esta Euroliga. El Real Madrid de Baloncesto recibía la visita de un Anadolu Efes que comandaba la tabla con 17 victorias y tan solo tres derrotas. Un suculento enfrentamiento entre dos grandes ofensivas que prometían un partido a tumba abierta y con muchos puntos. Los chicos de Pablo Laso se veían obligados a ganar en casa para cortar una racha de dos derrotas consecutivas

En cuanto al encuentro, el encargado de abrir el marcador fue un Gabriel Deck que se apuntaba su primer triple de la noche. El conjunto blanco arrancó llevando el peso del encuentro con un Campazzo inspirado. Una gran penetración y un robo de balón Larkin, obligaban a Ataman a pedir tiempo muerto con el cinco a dos en el electrónico. Sin embargo, el base estadounidense reaccionó y lideró al conjunto turco en los últimos cinco minutos del cuarto acabando con siete puntos. Un jugador que tuvo que lidiar con labores extras en la anotación tras la ausencia de Micic, segundo máximo anotador del equipo.

El segundo cuarto arrancó con el 20 a 20 en el marcador que dejaba entrever un partido igualado. Jordan Mickey tomó el relevo de Edy Tavares y lideró al conjunto blanco en la pintura, tanto en faceta reboteadora como anotadora. El intercambio de golpes entre las dos plantillas fue constante y todo apuntaba que, quien dominase en el apartado defensivo, tendría mucho camino hecho de cara a llevarse la victoria. Los blancos estuvieron lastrados por el desacierto desde la línea de tres puntos con un cuatro de 17, pero hicieron sufrir a los turcos en el rebote defensivo y las perdidas. Una bandeja de Tibor Pleiss ponía el +3 para los turcos a la llegada del descanso (40-43).

Shane Larkin, un auténtico rodillo

El Real Madrid de Baloncesto comenzaba la noche afrontando la tarea de intentar defender a un anotador compulsivo como es Larkin. El ‘0’ del Anadolu Efes llegó al partido promediando 21.1 puntos por encuentro y repartiendo 4.1 asistencias. En los dos primeros cuartos dio constancia de su nivel y se fue a la ducha con 13 puntos, dos asistencias y un dos de tres desde el triple. La defensa blanca se veía obligada a buscar la forma de cortar una hemorragia muy difícil de contener. El primero en abrir la segunda parte fue un Trey Thompkins que empataba el encuentro con un triple, una canasta que vino acompañada de una sequía de casi dos minutos que fue cortada por Deck con un 2+1. Sergio Llull respondía a un Larkin que ya se había marchado a los 21 puntos. Con una transición de vértigo, Rodrigue Beaubois, cerraba el tercer cuarto con el 59 a 55 para los turcos y todo por resolver en los últimos diez minutos.

Larkin anotó 32 puntos en la victoria del efes

Dicho último periodo arrancó con dos prematuras faltas del Real Madrid que lo acercaban peligrosamente al bonus. Mientras tanto, Shane Larkin, continuaba con su espectáculo particular, una ebullición anotadora a la que poco importaban los punteos que realizaban los jugadores blancos. Constante y sin descanso, así llegaron los 32 puntos que se llevó a Turquía la estrella del conjunto azulón. Pese a ello, el Real Madrid seguía en el partido gracias al gran nivel que mostraron desde la pintura, especialmente un inspirado Thompkins. A falta de cinco minutos por jugar, los locales perdían por cinco puntos y Pablo Laso pedía tiempo muerto para tratar de dar la vuelta en el tramo final. Campazzo desataba la locura en el Palacio de los Deportes con un triple que colocaba a su equipo a un punto. Dicho estado de euforia fue calmado por un triple a final de posesión de un Pleiss que sentaba como un jarro de agua fría en la grada. Una canasta que fue acompañada de una penetración de Larkin que daba vientos de victoria a los visitantes. Y así fue.

Derrota del Real Madrid que no pudo con un Larkin superlativo que volvió loca a la defensa. Tercera derrota consecutiva de los blancos que atraviesan un pequeño bache en este tramo de la competición. Además, el Anadolu Efes amplia en solitario su liderato y sale reforzado de un pabellón tan complejo como es el Palacio de los Deportes. Duelo de titanes que se acabó llevando el Efes tras dominar en el último cuarto impulsados por su magistral base.