La leyenda continúa. LeBron James superó esta madrugada a Kobe Bryant como tercer máximo anotador de la historia NBA. La estrella de los Lakers necesitaba 18 puntos y acabó con 29 en la derrota de los angelinos en Philadelphia (108-91), curiosamente la ciudad donde nació Kobe.

La ansiada canasta llegó a mediados del tercer cuarto, con los Lakers 22 abajo, momento que aprovechó Frank Vogel para pedir tiempo muerto y que el respetable ovacionara al Rey. LeBron agradeció el gesto saludando con el brazo en alto, aunque con pocos alardes, consciente del mal partido que estaba firmando su equipo. Reverencias y a seguir compitiendo. Insaciable.

LeBron James acumula ahora 33.655 puntos en 1.242 partidos, doce más que Kobe (33.643). ¿Su siguiente reto? Alcanzar a Kareem Abdul-Jabbar (38.387) y Karl Malone (36.928). Para lograrlo debería mantener sus actuales promedios (25,2 puntos) las próximas dos temporadas. Y con el Rey, nada es imposible.