La ajustada victoria del Valladolid ante el Canoe en casa por 89-84 y el triunfo del Leyma Coruña en Riazor ante Donosti GBC por 88-75 hacen que pucelanos y vascos se alejen y, entre ellos, les separa dos victorias

El Palma es segundo, empatado con los vascos, tras vencer en Palencia por 68-79

Solo dos victorias visitantes: la de Palma y la de Ourense, en este último caso, en Castelló, por 78-86

Oviedo ganó al Breogán en la prórroga por 72-66 mientras que Almansa necesitó dos para derrotar a un buen Força Lleida, por 91-81

En la visita del Canoe al Pisuerga, el líder, el Carramimbre CBC Valladolid, volvió a demostrar de qué pasta está hecho. Salió a por todas, noqueando a los madrileños, y supo bajar al barro cuando los de Aranzábal igualaron el duelo, lo que hicieron dos veces volviendo desde marcadores muy adversos. Hasta el punto de que tuvieron opción de forzar una prórroga con un tiro de Schaftenaar que no entró, sentenciando los pucelanos de inmediato (89-84).

Por su parte, Donosti Gipuzkoa Basket rendía visita a la siempre complicada pista de Riazor, donde Leyma Coruña fue superior bajo los aros y remató a su rival desde el perímetro, donde naufragaron los intentos de Dee y Úriz (88-75). Este tropiezo permite al Palma asaltar la segunda posición tras vencer a domicilio a un Chocolates Trapa Palencia que se vino abajo tras un parcial de 0-13 del que no supo rehacerse (68-79).

Dos prórrogas en Almansa, una en Oviedo

En la lucha por la permanencia parece haber ahora siete equipos implicados, pues la victoria del Almansa sobre ICG Força Lleida deja a los de Perelló con tres victorias de margen, más el average, sobre los catalanes. Almansa batió a un muy buen Lleida tras dos prórrogas. Los de Aranzana, en el debut de Polanco y en el partido 500 en la liga LEB Oro de un gran Feliu, se mostraron más cansados en el segundo tiempo extra. El resultado final no muestra la realidad de lo que fue este igualado encuentro (91-81).

También necesitó una prórroga Liberbank Oviedo Baloncesto para vencer a Leche Rio Breogán en un mal partido de ambos en Pumarín, plagado de fallos desde todas las distancias. Notaron los lucenses la lesión de Ahonen y los problemas físicos de Soluade, y aunque remontaron en el último parcial con un 0-11 que les metió en el partido, acabaron cayendo en una prórroga en la que se acentuaron sus problemas en la pintura (72-66).

El otro equipo de la zona baja que logró sumar fue el Granada. El conjunto andaluz tuvo a su favor una grada repleta para imponerse a un Levitec Huesca que enlaza cuatro derrotas consecutivas tras entregar el partido en un último cuarto de hora sin acierto de cara al aro y graves problemas para parar a los exteriores nazaríes (71-54).

Ourense sale vivo de una plaza dura como Castelló

Ambos equipos se quedan con siete victorias, una más que el descenso, y las mismas que TAU Castelló. Los valencianos fueron a remolque de Club Ourense Baloncesto, aunque se mantuvieron en el partido hasta los minutos finales en los que ya no pudo seguir aguantando el ritmo de triples de los ourensanos (78-86).

La última plaza de playoffs es para el COB, que se mantiene por delante del Cáceres gracias al average, ya que los verdinegros pudieron vencer al colista, el Marín, en un duelo de alto voltaje anotador, en el que la incapacidad de los locales para cortocircuitar el ataque de los de Llorente les impidió cerrar el partido sin necesidad de llegar a los minutos decisivos (95-89).

Por delante de ellos, el Lucentum Alicante, que cortó la racha de Club Melilla Baloncesto (65-61) en una exhibición, otra más, de Pitts. El americano se echó el equipo a la espalda para mantener el tú a tú con los de Alcoba y resolver el partido en los último ataques de los de Rivero.

Pincha aquí para ver la clasificación de la Jornada 19 de la LEB Oro