El Real Madrid se llevó un trabajado triunfo ante un duro Maccabi en un partido en el que la tónica fue la igualdad y el alto ritmo de juego. De esta manera, los blancos rompen su racha negativa de tres derrotas y los israelíes caen en casa por primera vez esta campaña (estaban 10-0). Campazzo decidió al final (9 de sus 11 puntos en los últimos tres minutos), Randolph volvió bien (19 puntos) y Tavares dominó en la zona (5 tapones).

Inicio frenético

Daba comienzo el encuentro y las primeras canastas y alternancias en el marcador no tardaron en llegar. El encargado de descorchar el marcador fue El Zorro Wilbekin, con un triple, que pondría la primera ventaja en el marcador . Tras este triple , otros cuatro triples se sucedieron entre ambos equipos (9-5), en un inicio de partido más que frenético. A pesar de que el Maccabi lograse las primeras ventajas, el Madrid respondió hasta llegar a igualar el partido (13-13) gracias a un muy inspirado Anthony Randolph, jugador que llevaría anotados once de los trece puntos de su equipo. Tras igualar el partido , el Real Madrid consiguió lograr su máxima ventaja hasta el momento tras dos puntos tras robo del escolta galo Causeur (15-19) y tras un par de canastas más Reynolds selló el cuarto dejándo un marcador igualado de 19 a 21.

Comenzaba el segundo cuarto, y esta vez el encargado de abrirlo sería el ex jugador del Bilbao Basket Aaron Jackson que anotaría dos puntos mediante una bandeja. El conjunto Macabeo arrancó el cuarto atinado y le endosó al Madrid un severo parcial de 10 a 2, poniéndose ocho puntos arriba, la que sería la máxima ventaja hasta el momento (31-23). Sin embargo el conjunto blanco respondió y acortó distancias colocándose 38 a 36 en el luminoso tras dos tiros libres del tortuga Deck, que de esta forma cerró el cuarto.

Segunda parte apretada

Se reanudaba el choque tras el descanso , y el cuarto comenzó trabado y con una falta de acierto galopante. Pese a ello, el conjunto dirigido por Pablo Laso supo manejar la situación y logró sacar ventaja. Los blancos se pusieron 9 puntos arriba después que uno de los colegiados señalase falta antideportiva sobre Quincy Acy. Sin embargo, pese al intento de reacción del Maccabi, el Real Madrid lograría llegar al último y definitivo cuarto con un cómodo colchón de puntos a su favor (49-57).

Llegó la hora de la verdad, y el cuarto se abrió de la misma manera que comenzó el partido , con un triple, esta vez gracias a Wilbekin , que colocaría a su equipo a 5 puntos. Tras ese triple, el combinado local reaccionó con otros dos triples consecutivos de Cohen (58-59), que hasta el momento no había apenas anotado. A pesar del empeño de los locales, el Madrid no se dejó amedrentar y con un parcial de 0 a 7 se colocó 8 arriba en el marcador, tras dos tiros libres convertidos por Sergio Llull (58-66). Sin embargo , los israelíes siguieron remando y volvieron a meterse de lleno en el partido gracias a dos triples seguidos (66-68). La igualdad era patente pero el Madrid de nuevo logró sacar una ventaja de 7 puntos (67-74) y tras una tardía reacción del Maccabi (75-79) a falta de menos de medio minuto, el Madrid rompería su mala racha en Euroliga y se acabaría llevando el triunfo a casa tras un resultado de 77 a 81.

Crónica de Adrián Garita