Durante los últimos años Erik Spoelstra se ha convertido en uno de los mejores entrenadores de la NBA. Temporada tras temporada ha conseguido exprimir al máximo la plantilla de sus Heat, a pesar de no contar con grandes estrellas individuales ni grandes elecciones de Draft. Esta campaña Spoelstra ha llevado su trabajo al siguiente nivel, y ha convertido a Miami en uno de los mejores equipos del Este con un récord de 34-15. La temporada 2018-19 sólo ganaron 39 en total.

Uno de los principales motivos de esta gran mejora es la llegada de Jimmy Butler, que firmó un contrato de 4 años el pasado verano. Pero no es el único. Y es que Spoelstra se ha sacado de la manga un gran grupo de jóvenes formado por Kendrick Nunn (que ni siquiera fue drafteado), Tyler Herro (elegido en la decimotercera posición del pasado Draft), Bam Adebayo (decimocuarta elección del Draft de 2017) y Duncan Robinson (que tampoco fue drafteado).

Los jóvenes, decisivos

Como venimos diciendo el papel de los jóvenes de los Heat está siendo más que destacado. Todos los que hemos nombrado están por encima de los 27 minutos por noche. El trío de Nunn, Adebayo y Robinson está siendo especialmente productivo y es, junto a Jimmy Butler, el núcleo duro del quinteto inicial. Ellos tres han jugado un total de 734minutos juntos y son la tercera combinación de tres jugadores más usada por Spoelstra, con un Net Rating de +11,4.

La química que están creando con Butler es más que evidente. Y es que juntos forman un cuarteto formidable, que ha jugado 616 minutos con un gran diferencial de +14,5. Son, en ese aspecto, el cuarto mejor grupo de la NBA con al menos 500 minutos juntos. Curiosamente los únicos tres cuartetos mejores en esa estadística son todos de los Jazz. De hecho, tanto Adebayo como Butler estarán en el All Star Game de este año. 

El caso más llamativo es obviamente el de Kendrick Nunn, que se ha convertido en el novato más importante de esta campaña, con el permiso de Ja Morant y Zion Williamson. Es el tercer máximo anotador de los Heat con 15,8 puntos por noche.

También hay que hablar del otro rookie, Tyler Herro, que es junto a Goran Dragic el gran líder de la segunda unidad. El escolta está aportando velocidad y anotación cada vez que sale a la pista, y es una pieza fundamental para los Heat.

Tampoco nos podemos olvidar Justise Winslow ni de Derrick Jones, los otros dos grandes jóvenes de la plantilla, de 23 y 22 años respectivamente. Ambos están teniendo problemas para mantenerse sanos este año, pero cuando han tenido minutos han sido productivos. 

Jimmy Butler, la gran estrella

Cuando Jimmy Butler firmó con los Heat el pasado verano muchos pensaron que había elegido Miami por la playa más que por motivos deportivos. Sin embargo, en el equipo de Spoelstra ha encontrado por fin un hogar deportivo tras varios años dando bandazos de franquicia en franquicia. 

Butler está jugando de un modo diferente a como lo hacia en Chicago, la última vez que ocupó el rol de estrella principal de una franquicia. Está anotando algo menos que en sus mejores tiempos (20,7 puntos por noche), pero está pasando más (sus 6,2 asistencias de este año son la mejor marca de su carrera).

Spoelstra le ha dado el timón del equipo y rienda suelta para crear juego para sus compañeros. Su importancia es más que notable. Los Heat tienen un Net Rating de +7,4 cuando él está en pista, y de -2,1 cuando no está.

En defensa también está jugando a un nivel de élite. Sus 1,9 robos por partido son la sexta mejor marca de la NBA, y sus 6,8 rebotes por noche son el mejor registro de su carrera. Es también el sexto jugador que más balones desvía por partido (3,6).

El único punto negativo del rendimiento de Butler son sus porcentajes. Y es que sus porcentajes de acierto tanto en tiros de campo (44,1%) como en triples (26,5%) son sus peores marcas personales desde la temporada 2013-14. 

Eficiencia, juego coral y tranquilidad

Hay dos aspectos en los que los Heat están destacando por encima de todo. Uno es su gran acierto tirando, y el otro su buen movimiento del balón. Y es que el cuadro de Spoelstra es el segundo equipo con más acierto des del triple (38,0%) y el sexto en tiros de campo (47,2%).

El buen movimiento del balón y el juego coral están abriendo muchos tiros abiertos para los Heat. Son el segundo equipo con más acierto en catch and shoot (40,7%) y el quinto que más puntos genera con esos tiros (31,0). Miami también es un equipo Top 3 en otras estadísticas avanzadas como el True Shooting % o el EFG%.

Por contra, también hay que destacar un hecho bastante curioso. A pesar de ser un equipo joven y atlético, los Heat son un equipo al que le gusta jugar con tranquilidad. Su pace (98,24 posesiones por 48 minutos) es la quinta marca más baja de la NBA.

Hay otro dato que ilustra la tranquilidad de los Heat en ataque. Sólo el 27,8% de sus tiros se producen en los primeros 9 segundos de la posesión, mientras que el 21,6% llegan en los últimos 7 segundos. De hecho, son el segundo equipo con más lanzamientos por noche en los 4 segundos del reloj de posesión (9,1), sólo por detrás de los Cavaliers. 

¿Qué pasará en los Playoffs?

La gran pregunta que hay en Miami es si son capaces de llegar a las Finales de Conferencia con lo que tienen ahora mismo. El Este está abierto de par en par. Sí, es cierto que los Bucks son los grandes favoritos, pero los Heat, los Pacers, los Celtics, los Sixers y los Raptors pueden dar mucha guerra. La batalla por conquistar el Este podría ser absolutamente salvaje. 

Por lo pronto el calendario de los Heat hasta el All Star va a ser muy complicado. Esta noche empiezan una gira por el oeste, que les llevará a jugar contra Clippers, Kings, Blazers, Warriors y Jazz. Fuera de casa tienen un récord de 12-12. 

Por último, no quiero terminar este artículo sin volver a alabar a Erik Spoelstra. Cuando ganó dos anillos con LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh muchos dijeron que su éxito se debía al talento de su Big Three. Sin embargo, desde el fin de esa era Spoelstra no ha hecho otra cosa que sacar el máximo rendimiento posible de sus plantillas. Puede que vaya siendo de hora que Spo gane el premio a Entrenador del Año.  

*Foto cortesía de @MiamiHEAT