El mercado de traspasos NBA cerró hace unos días, dando mucho de lo que hablar por las nuevas incorporaciones (Russell a los Timberwolves, Wiggins a Warriors, Covington a Rockets…). Pero estos movimientos también han generado un efecto rebote sobre algunos jugadores, que han sido cortados por sus respectivas franquicias. Vamos a repasarlos.

Los Phoenix Suns han cortado a Tyler Johnson. El base acababa contrato a finales de junio, pero los Suns han preferido prescindir antes de sus servicios, ya que según Adrian Wojnarowski, consideran que no va a ejercer ningún rol importante en lo que resta de campaña. Es cierto, que los números de Johnson han disminuido considerablemente esta temporada con un promedio de 5,7 puntos por partido y, con tan solo un 29% de acierto en triple. No obstante, según informa Wojnarowski, varias franquicias estarían interesadas en colocar al base en sus filas para contar con una plantilla más profunda.

Otro jugador que ha sido cortado es Dion Waiters. Los Memphis Grizzlies obtenían a Waiters junto a Winslow tras el traspaso a tres bandas en el que Miami adquiría a André Iguodala, Jae Crowder y Solomon Hill. En los pocos partidos que ha disputado, (fue sancionado en noviembre con 10 partidos por consumir sustancias prohibidas en la NBA) ha promediado 9,3 puntos, 3,7 rebotes y una asistencia en 14 minutos de juego. Su porcentaje de acierto en tiro de tres es de un 47,1%.

Por otro lado, los Clippers han cortado a Isaiah Thomas después de que recalara en Los Ángeles tras un traspaso a tres bandas entre los Clippers, Knicks y Wizards. En los 40 partidos que ha disputado el base en Washington, ha logrado su mejor registro en tiro de tres con un 41,3% de acierto. Además, ha mejorado su media de puntos por partido de la temporada pasada a esta. Ha incrementado su anotación de 8,1 puntos a 12,2.

Por su parte, los Bucks han cortado a Dragan Bender. Han decidido desvincularse de él para firmar a Marvin Williams cuando los Hornets le corten. En caso de que Milwaukee se hiciese con el ala-pívot, este pasaría a cobrar el salario mínimo de veterano que es de 956.000 dólares. Actualmente, está promediando 6,7 puntos en 19 minutos de juego. También, cuenta con un 44,8% de acierto en tiros de campo y un 37,6% en triple.

Y el último jugador que ha sido cortado, de momento, es Michael Kidd-Gilchrist. El número dos del draft de 2012, promedia esta temporada un total de 4 puntos y 2,9 rebotes en 13 minutos de juego. El ex de Kentucky está preparado para despedirse de la que ha sido su única casa durante estos siete años, Charlotte. Tras una carrera lastrada por las lesiones, todo apunta a que el alero cambiará de conferencia para reforzar a los Dallas Mavericks.

Artículo de Susana Fernández