El Lucentum Alicante sigue imparable. El pasado viernes se impuso a Leche Rio Breogán por un contundente 83-66 que le dispara hasta la quinta posición en la tabla. No tuvieron rival los alicantinos ante el desdibujado cuadro lucense, incapaz de revertir la situación con un plan que naufragó especialmente desde el perímetro. ¡Alicante sigue ‘on fire’! 
Esta sexta victoria consecutiva les permite aprovechar el tropiezo de uno de sus rivales directos: Club Melilla Baloncesto, que caía en el Multiusos de Cáceres en un partido donde las defensas brillaron y en el que a los de Alcoba les resultaba imposible encadenar acierto anotador para revertir una situación cada vez más adversa. En el último parcial se acabarían complicando los verdinegros, tras seis minutos prácticamente sin anotar (apenas una canasta de Parejo) pero pudieron resistir el último arreón azulino para llevarse el partido (58-54).
En la zona alta, tras la victoria en la Copa Princesa, Donosti Gipuzkoa Basket volvía a su feudo para dar buena cuenta (94-66) de un Marín inferior pero que resistió durante 25 minutos, como tantos otros han hecho en la ciudad guipuzcoana. Pero el cuadro donostiarra tiene una velocidad más y con un parcial de 10-1 tomó aire, para acabar resolviendo en el último cuarto con un parcial de 17-3, que dejaba k.o. a los gallegos.
Sufridas victorias de Pucela, Coruña y Lleida
También ganó el líder, el CBC Valladolid, ante todo un Palma, en el que era el partido de la jornada. Los locales mostraron un juego mucho más alegre que el pasado martes, se impusieron desde los primeros compases a los baleares, con un notable dominio interior y supieron bajar al barro cuando el duelo se tenía que decidir en un cara o cruz, imponiendo entonces un gran trabajo defensivo. El 74-66 final supone, además, que los pucelanos se hagan con el average particular.
La derrota del cuadro mallorquín brindaba la oportunidad a Leyma Coruña de ser tercero en solitario y no la desaprovecharon los de Sergio García, aunque para ello tuvieron que trabajar los 40 minutos ante un Levitec Huesca lastrado por su falta de acierto (70-64).
Los de Guillermo Arenas se quedan con 7 victorias, las mismas que un Liberbank Oviedo Baloncesto que cae de nuevo a posiciones de descenso tras una dura derrota en casa ante un rival directo como ICG Força Lleida, que fue muy superior. Los de Aranzana jugaron con fluidez durante la primera media hora y si no hubieran fallado tiros claros habrían certificado una victoria que parecía suya, con rentas de más de 20 puntos. Pero cuando los locales apretaron, solo Feliu tuvo el temple necesario para liderar la resistencia y para anotar un triple desde medio campo que vale un average (65-72).
Granada y Castelló amarran importantes triunfos en casa
Con una victoria más, además de los catalanes, se sitúan Covirán Granada, que no tuvo problemas para imponerse a un ZTE Real Canoe al que masacró bajo los aros y apuntilló el francotirador Kapelan (84-65), y un TAU Castelló muy necesitado de cambiar su negativa dinámica. Los de Ten protagonizaron un bonito partido con AFANION CB Almansa, con ambos equipos muy acertados de cara al aro, y cortaron su racha de cinco derrotas seguidas (97-83).
Por último, en Palencia se enfrentaban dos equipos que no atraviesan su mejor momento de la temporada, con apenas dos victorias en las últimas ocho jornadas: Chocolates Trapa y Club Ourense Baloncesto, que disputaron un igualado encuentro que se decidió a favor de los de Marco entre el final del tercer cuarto y el inicio del último, con un parcial de 21-2 del que los cobistas a punto estuvieron de rehacerse a base de triples, pero que acabó cayendo del lado local (87-80).
Pincha aquí para ver la clasificación tras la jornada 21