A la quinta llegó la vencida. El Valencia Basket había sucumbido en los cuatro compromisos de este curso ante el Barcelona, pero apeó a los azulgrana de la Copa del Rey en un gran partido de cuartos de final. Los de Ponsarnau, que voltearon el marcador dos veces con parciales de 0-20 y 0-14, supieron mantener, esta vez sí, la renta en los últimos minutos para llevarse el gato al agua. Los de Pesic, empecinados con el triple [14 de 43], sufren el primer varapalo de la temporada. Tobey, con 16 puntos, fue el mejor taronja. Los 25 puntos de Mirotic no tuvieron recompensa. 

ESTADÍSTICAS

El partido

La puesta en escena del Barcelona fue perfecta. Delaney y Claver lideraron el primer parcial (8-0, min 3) ante un Valencia errático, fruto quizás de los nervios de saltar al escenario. El mejor ejemplo fue un tiro bajo canasta de Ndour, sin oposición, que no midió bien fuerza. Estrenó el marcador Vives para los taronja con un triple frontal, pero en el otro lado irrumpió un impoluto Claver con dos triples más, sin fallo, para poner el 18-12 en el marcador (min 7). Vitoreaba el Carpena al alero, siempre diferencial atrás.

Llevaba la iniciativa el cuadro de Pesic, pero fue sentarse Mirotic y Delaney y el guión dio un giro drástico. Hanga no carburó en la dirección y Davies, revolucionado, no atinó una. Tampoco apareció Kuric, el último en salir, fallando desde la esquina. Olió la sangre el Valencia Basket y Colom, con un triple, puso por delante a los de Ponsarnau al término del primer periodo (18-19).

Se adueñó Doornekamp de los primeros compases del segundo periodo. El canadiense anotó siete puntos seguidos, incluido un señor mate ante Abrines, para disparar al Valencia. Seguía colapsado el Barça. Tobey y Abalde, con sendos triples, completaron un sorprendente parcial de 0-20 ante la desesperación de Pesic (18-32, min 13). Seis minutos estuvo sin anotar el cuadro azulgrana, hasta que regresaron a pista Mirotic, Delaney y Claver. Fue precisamente el valenciano, otra vez confiado desde el triple, el que acortó diferencias (30-36). Mejoraron atrás los de Pesic, que empataron a 38 con un triple de Delaney, haciendo volar a Colom en la finta. Doornekamp cerró la primera mitad con un triple frontal (38-41).

El paso por vestuarios despertó a Nikola Mirotic, que asumió las riendas del ataque azulgrana. Dos triples seguidos suyos pusieron por delante al Barça (50-47). Pero no se achicó el Valencia, abriendo la pista con sus dos interiores. Leyeron bien los espacios Ndour y Dubljevic, sacando rédito de las ayudas interiores de Tomic y Mirotic, incapaces de llegar a las esquinas. Se volvió a estancar el cuadro catalán, y los taronja encadenaron otro gran parcial [0-14] para irse al último periodo con una apetitosa ventaja [52-64]. La segunda unidad del Barça naufragaba. 

Llegaba la hora de la verdad para el Valencia. El ejercicio mental era imprescindible. Mantener la renta, el objetivo. Pesic apostó por Oriola como pívot, y Tobey le hizo un estropicio. No tuvo oposición y los taronja supieron encontrarle dentro. Ataque tras ataque. Pesic no movió ficha. El Barça se empeñó en seguir lanzado de tres. Como en una posesión, quizás la que mejor resume el descalabro ofensivo culé, en la que llegaron a lanzar cuatro triples seguidos. Ni uno entró. Dominaba Valencia 69-76, y esta vez los de Ponsarnau no dilapidarían su ventaja. Doornekamp y Abalde, desde la línea de tiros libres, sellaron el billete para las semifinales.