Álex Mumbrú se mostró decepcionado por el resultado, pero muy orgulloso por el juego y el carácter desplegado por sus jugadores. «Si tengo que destacar algo es el sacrificio y la lucha», señaló.

Análisis del partido: “En la primera parte ha sido el juego muy parecido, cuartos de mucha anotación, marcador igualado y estando dentro del partido. Hemos hecho las cosas bien, pero sí nos ha faltado algo de facilidad y buena defensa. En el tercer cuarto han salido más fuertes, hemos ido a remolque y hemos hecho un esfuerzo enorme para volver, pero ahí nos han metido un 3+1. Pero sólo diré que estoy orgulloso del equipo que tengo, por el club y la afición y por haber estado en esta Copa del Rey. Ahora seguimos con nuestro trabajo”.

El orgullo del pundonor: “Si tengo que destacar algo es el sacrificio y la lucha. Es difícil volver tantas veces, con un gran esfuerzo físico. Cuando un equipo lo da todo, vaciándose, solo se le puede felicitar. Estoy orgulloso de la lucha y el sacrificio de todos los jugadores durante los cuarenta minutos”.

Sobre el vestuario: “Son competidores, lo demuestran cada día en cada partido. Tengo la suerte de tener un equipo de competidores y cuando acaban de perder están fastidiados. Hay que darse cuenta que estamos en una Copa del Rey. Están tocados, pero es normal porque acaban de perder, pero les he dicho que estoy orgulloso de ellos”.

Una conclusión: “Recordaré esta Copa como un premio a un equipo que ha vuelto a la Liga y que no ha podido ganar hoy, pero estar aquí ya era un premio. Había que intentar disfrutarla”.