EL PROGRAMA

Jueves 5 de marzo – Cuartos de final

LOINTEK GERNIKA BIZKAIARPK ARASKI  18:00 h.

PERFUMERÍAS AVENIDADURÁN MAQUINARIA ENSINO 20:30 h.

Viernes 6 de marzo – Cuartos de final

SPAR CITYLIFT GIRONACADÍ LA SEU 18:00 h.

VALENCIA BASKET CLUBCIUDAD DE LA LAGUNA TENERIFE 20:30 h.

Sábado 7 de marzo – Semifinales

SEMIFINAL 1 – Ganadoras de cuartos de final del jueves 13:00 h.

SEMIFINAL 2 – Ganadoras de cuartos de final del viernes 16:30 h.

Domingo 8 de marzo – Final

FINAL – Ganadoras de semifinales 13:00 h.

Breve historial de la Copa (1943–2020)

La Copa de la Reina vuelve a Salamanca, la sede ideal para cualquier evento de baloncesto femenino.  Los ocho mejores equipos a la conclusión de la primera vuelta de la Liga Femenina Endesa, se reúnen esta semana en Salamanca para la disputa del segundo título de la temporada, tras la SuperCopa ganada por Spar CityLift Girona en el ya lejano septiembre.

Salamanca acoge este evento por cuarta vez en la cambiante historia de la competición copera. O tal vez por tercera, porque la edición de 1962 es un misterio.  Los datos oficiales de la FEB hacen constar a Salamanca como sede de esa edición, pero alguna crónica sitúa esa final en el Palacio de Deportes de Madrid.  Aquel baloncesto femenino estaba en mantillas (todavía ni existía la Liga Femenina) y los datos escasean.  Sea como fuere, el CREFF Madrid  consiguió en 1962 el primero de sus cuatro títulos.

Las otras dos sedes salmantinas tuvieron lugar en 2002 y 2009, ya con el formato moderno. Ros Casares Valencia se llevó ambos títulos en dos ediciones marcadas por la derrota del equipo local salmantino en la primera ronda (ante Celta Banco Simeón y EBE Ibiza – Puig D’en Valls, respectivamente).

Esta Copa de la temporada 2019-2020 mantiene el formato de ocho equipos que se recuperó en la pasada edición de Vitoria-Gasteiz, tras nueve temporadas de formato reducido a cuatro o seis equipos. La Liga Femenina Endesa ha incrementado su nivel, en pleno éxito de medallas de la selección, que acumula siete podios consecutivos en eventos europeos, mundiales y olímpicos.  En las plantillas de la Copa en Salamanca estarán ocho jugadoras de las doce que conquistaron el Eurobasket 2019.  Solo faltarán (lesiones aparte) Anna Cruz, Laura Nicholls, Cristina Ouviña y Astou Ndour, que juegan fuera de España.  Además, tres equipos de la Copa están inmersos en los cuartos de final de la Eurocup, competición europea que nunca ha conquistado un club español.

La edición salmantina de 2020 será la 58ª de esta competición, que se estrenó en 1943 en Palma de Mallorca.  No es necesario describir cómo estaba el deporte femenino en España en aquellos años; de hecho, ni es necesario describir cómo estaba España en aquellos años.  El torneo se denominaba Copa del Generalísimo Femenina y la final enfrentó a dos clubes de fútbol: RCD Español y Real Madrid.  Sí, el Real Madrid tuvo sección de baloncesto femenino entre 1934 y 1944.  Aquella primera final la ganó el RCD Español por 13-10, un resultado que puede ilustrar el nivel existente en ese primer campeonato.

Tras ese estreno, el historial de la Copa presenta todo tipo de vicisitudes, con numerosos cambios de denominación: Campeonato de España Femenino, Campeonato de España para Equipos Femeninos Federados, Campeonato de España de Baloncesto de la Sección Femenina…, además de la ya consabida Copa del Generalísimo.  La mayoría de estas ediciones en blanco y negro fueron ganadas por equipos de la Sección Femenina (6 títulos) y del CREFF (4 títulos), equipo que mantenía vinculación con el Real Madrid. El CREFF (siglas de Colegios Reunidos de Educación Física Femenina) se convirtió en el dominador del baloncesto, ya que también conquistó siete de las ocho primeras ediciones de la incipiente Liga Femenina, que arrancó en la temporada 1963-64.

Los vaivenes de la competición copera incluyeron también diversas interrupciones durante varios años.  La Copa no se celebró en los periodos 1946–1949, 1954–1959, 1964–1971 y 1976–1977.  La temporada 1971-72 fue la primera en la que se disputaron Liga y Copa, con doblete para el dominante CREFF.  Finalmente, en la temporada 1977-78 la competición pasó a denominarse Copa de la Reina, iniciando ya un ciclo ininterrumpido de 43 ediciones hasta la presente de Salamanca.

León fue el escenario de aquella primera remozada edición de 1978, que vio el triunfo del Picadero Jockey Club de Barcelona ante el RC Celta de Vigo (62-55 en la final).  Fue el tercer título del equipo catalán, que ya había ganado en 1973 y 1975, y después añadiría otros cuatro más con las denominaciones comerciales de Íntima y Comansi, y con el acuerdo con el club El Masnou.

El dominio del baloncesto catalán en los años 80 lo continuó el CB Tortosa, con cuatro Copas consecutivas (1986–89) con diversos nombres comerciales (Sabor D’Abans, Raventós Catasús, Caixa Tarragona).  Rosa Castillo y Anna Junyer fueron las grandes coleccionistas de títulos en este esplendor catalán.   Solo el Celta Citroën fue capaz de romper ese monopolio, conquistando tres ediciones de la Copa.

En la temporada 1990-91 comenzó el dominio aplastante del CB Godella (Dorna y Costa Naranja), con cuatro Copas y una final perdida, además de las seis ligas consecutivas que llevaron a sus vitrinas.  El dominio del equipo de Miki Vukoviċ se extendió a Europa, con la conquista de la máxima competición continental en 1992 y 1993.  El club se trasladó de Valencia a Getafe (Pool) y allí extendió su poderío con otros dos dobletes Liga-Copa en 1997 y 1998.  La temporada 1996-97 el entrenador de Pool Getafe fue Antonio Díaz-Miguel, que dirigió a una plantilla de lujo encabezada por Amaya Valdemoro y Blanca Ares.

Gran Canaria inauguró su palmarés con dos Copas en las dos últimas temporadas del siglo pasado, con el sello genuino del gran binomio Domingo Díaz / Begoña Santana, artífices del baloncesto canario y su inagotable cantera.

El siglo XXI volvió a situar a Valencia en la primera plana, con el Ros Casares sumando 7 títulos de Copa y tres finales perdidas en 11 años, hasta su desaparición en el verano de 2012 tras la conquista de la Euroleague. Fue una pérdida devastadora para el baloncesto femenino español, que se vio privado de un club que durante varias temporadas fue una constelación de estrellas.

La réplica a la maquinaria valenciana llegó desde Salamanca, con un Halcón Viajes que se fue abriendo camino en la élite de la mano de José Ignacio Hernández, un gurú del baloncesto femenino que situó Salamanca en el mapa del basket español y europeo. La final perdida en 2001 ante Celta Banco Simeón fue el aviso de lo que llegaba desde Salamanca.  Ya con la denominación de Perfumerías Avenida, el club salmantino ha adornado sus vitrinas con 8 Copas de la Reina (incluidas las tres últimas consecutivas: 2017, 2018, 2019), además de otras 5 finales perdidas.  Por tanto, en las 19 finales disputadas en este siglo, Salamanca ha estado presente en 14.  La desaparición de Ros Casares dejó a Perfumerías Avenida como gran dominador, que solo ha sido incomodado por los títulos de Rivas Ecópolis (2011, 2013) y Conquero Huelva Wagen (2016).

Salamanca es, por tanto, la reina actual de la Copa.  Ha conquistado los tres últimos campeonatos, cinco de los últimos seis, ha estado presente en las ocho últimas finales… Solo tiene la asignatura pendiente de coronarse en su propio palacio.   Esta semana recibe a 7 invitadas que intentarán destronar a la reina, con el Spar CityLift Girona como principal aspirante.  El escenario será el Pabellón Multiusos Sánchez Paraíso, inaugurado en 2002 con motivo de la Ciudad Europea de la Cultura que fue Salamanca aquel año.  Su nombre rinde homenaje al gran velocista salmantino José Luis Sánchez Paraíso (1942-2017), que participó en tres Juegos Olímpicos.  Hará falta mucha velocidad en este Copa para destronar a las reinas salmantinas.

ARTÍCULO DE AGUSTÍN HERNÁNDEZ