Los Ángeles Lakers 104-115 Miami Heat (2-1)

Un hombre contra el mundo, y ganó el hombre. Una actuación soberbia de Jimmy Butler mantiene a Miami Heat con vida en estas Finales. 40 puntos (con un 70% en tiros de campo), 11 rebotes y 13 asistencias de Butler, constante todo el partido, pero magistral en su tramo final. En los Lakers, hoy a remolque todo el choque, Anthony Davis (15 puntos) se desconectó pronto del encuentro, y LeBron (25+10+8) no pudo él solo. Butler sí. Hay serie.

El equipo de Frank Vogel empezó perezoso, con atisbos de exceso de confianza materializados en numerosas pérdidas de balón. Hasta seis en cinco minutos, camino de un récord de Playoffs. Culpa de ellos también tuvo la defensa de Miami, en un todo o nada para ellos en este Game 3.

No se libraban las estrellas -LeBron y Davis perdieron tres balones cada uno en los primeros minutos- del oficioso esfuerzo de los Heat, que contaban además con el mejor nivel de Butler. El ex de Chicago y Minnesota monopolizaba los ataques de su equipo con notable éxito, llegando a alcanzar ventajas de 12 puntos.

Los Ángeles Lakers, en su peor inicio de partido en lo que llevamos de Finales, perdieron además a Davis, castigado al banquillo por acumulación de personales. Ante tal panorama, LeBron James se multiplicó y respondió a las expectativas como leyenda de este deporte. Hizo de todo y le bastó para acercarse a Miami e igualar el choque. No había forma de pararle.

Los de Vogel carburaron entorno a su Rey, con varias jugadas de bella factura colectiva. Kuzma y Morris sobresalían en la segunda unidad. Aunque la defensa angelina dejaba mucho que desear. Butler seguía campando a sus anchas y Miami retomó el control del encuentro. No fue a más porque estuvieron desacertados desde el triple, especialmente Duncan Robinson, con un 1/5 al descanso. El resultado hasta ese momento, 54-58 para los suyos.

Inicio parecido el de la segunda parte. Miami seguía con la iniciativa, con un Jimmy Butler cada vez más y más determinante, aunque donde sobresalía su equipo era en defensa. No fueron escasas las posesiones que obligaron a los Lakers a lanzar de manera precipitada, o que agotaron posesión. Es de un mérito enorme, debido a las importantes bajas que sufren los de Spoelstra desde el primer encuentro.

Una plantilla y una rotación más corta también implica debilidad física, cansancio. Solo así los Lakers se acercaron en el marcador, en los pocos minutos que Butler descansaba. El banquillo de Lakers, ante la desaparición de Davis, sí respondía, con buenos minutos ofensivos de Kuzma y Morris (19 puntos ambos), como en la primera mitad.

Cara Butler; cruz LeBron

Ya en el último cuarto y con todo por decidir, llamó la atención la presencia invisible de La Ceja, que solo lanzó nueve tiros en el partido. ¿Cansancio?, ¿conformismo?, ¿un mal día?. Su pareja de baile, LeBron, sí acusó cierto desgaste. Prueba de ello las ocho perdidas que cometió, cuatro en este último tramo. 

Si LeBron bajaba, Butler ganaba enteros en un cuarto formidable, para redondear una actuación de otra época. Fue un quebradero de cabeza para los ajustes de Vogel, incapaz de detener al 22 de los Heat. Apenas erró en los últimos minutos, y Miami mantuvo la cómoda ventaja que le da aire y motivación para continuar las Finales.

El próximo encuentro promete: será la madrugada del martes al miércoles a las 3:00 hora peninsular. Quizá para entonces Spoelstra haya recuperado algún efectivo más. Adebayo es el que tiene más opciones de regresar. Enfrente, unos Lakers con ganas de sangre y de volver a tomar la batuta de las Finales ante unos Heat que deben evitar que lo de hoy haya sido un mero espejismo.

MVP Los Ángeles Lakers: LeBron James: 25 PTOS, 10 REB, 8 AS en 39 MIN

MVP Miami Heat: Jimmy Butler: 40 PTOS, 11 REB, 13 AS en 44 MIN