Nadie pone en duda que Breanna Stewart es la jugadora más determinante del planeta. Superado su viacrucis con el Aquiles, Stewie (apelativo cariñoso por el que es conocida) fue nombrada esta madrugada MVP de las finales WNBA 2020. Su exhibición ofensiva ha sido clave para que las Storm sumaran su cuarto anillo.

Stewart ha promediado 28,3 puntos ante Las Vegas Aces, con un irreal 63% en tiros de campo (13/20 en triples). Imparable en transición, segura desde más allá del arco y fiable cerca del aro. Domina todas las facetas y su confianza está por las nubes. Buena muestra de ello fue el primer partido, que ya forma parte de los libros de historia: 37 puntos, 15 rebotes y 4 tapones. De ahí en adelante, líder indiscutible junto a su hermana mayor Sue Bird.

A sus 26 años, Breanna Stewart acumula ya dos MVP en Finales, los mismos que Lisa Leslie, Diana Taurasi y Sylvia Fowles. Y está a dos de Cynthia Cooper. Poca broma.

Su palmarés asusta: 4 veces campeona de la NCAA, dos anillos WNBA, campeona olímpica, dos oros mundiales con USA y MVP de la Euroliga. Y lo que está por venir.