Miami Heat 111-108 Los Ángeles Lakers (2-3)

Algunos dieron por muertos a los Heat con 2-0. Otros lo hacían hoy, con el 3-1.  Jimmy Butler, hoy como entonces, vuelve a evitar la coronación de los Lakers en un esfuerzo sobrehumano. ¡Descansó solo 49 segundos!. El resto, historia de resistencia: 35 puntos, 12 rebotes, 11 asistencias. Él y un resolutivo Duncan Robinson (26 puntos, 7/13 T3) echaron por la borda -al menos por ahora- el plan de LeBron James: su cuarto anillo con el extra de MVP, 40 puntos, 13 rebotes y 7 asistencias. Tendrá que esperar y seguir sudando: quién más aguante se lo lleva. Miami fuerza el Sexto. Qué Finales éstas.

Miami puso en series dificultades a los Lakers desde el inicio. Y eso que empezaron erráticos frente a la defensa angelina, pero cuando carburó Butler lo hizo el resto del equipo. Impresionante primera parte del ’22’ de Miami, que se fue hasta los 22 puntos.

Pese a que Anthony Davis (28+12) fue el nombre más destacado del primer cuarto con sus 8 puntos sin fallo, el duelo fue a dos, algo que no habíamos visto hasta ahora: Butler-LeBron. Porque si Jimmy estaba imparable, James no era menos. El Rey salvó a los Lakers cuando peor estaban. Cuando Miami, a principios del segundo cuarto, había logrado una ventaja de 11 puntos provocada, por supuesto, por Jimmy Butler.

Butler anotaba de todas las maneras posibles, y tuvo en Kendrick Nunn (14 puntos) a su mejor acompañante esta noche en tareas ofensivas. Los Lakers mostraron más fallas defensivas de lo habitual, pero pudieron resolver gracias a los puntos al contragolpe -una nueva demostración de su superioridad física- y especialmente con LeBron, autor de tres triples para zanjar el parcial en contra y situar de nuevo a su equipo en el partido.

Tras el descanso, más de lo mismo. Un nuevo capítulo de la batalla fratricida entre los dos mejores jugadores de cada equipo. Aunque había diferencias: mientras los Lakers mostraban un juego más regular, los Heat alternaban grandes minutos con otros de desconexión absoluta.

Los buenos los firmaba, además de Butler, Duncan Robinson, al que Spoelstra no dejó de buscar. Dos triples suyos y un 3+1 de Crowder catapultaron a Miami a ventajas, como en la primera mitad, de más de diez puntos. Y como aquella vez, de nuevo LeBron y otra vez al contragolpe, en esta ocasión asistiendo a sendos tiros liberados de Green y Caldwell-Pope (16 puntos).

Fue un cuarto extraño para los Heat, este tercero. Perdieron numerosos balones y erraron en demasía de cara al aro. Es más, solo anotaron en ocho posesiones, pero sumaron la cifra de 26 puntos. Absoluta eficacia y rentabilidad. A Lakers le costaba un poco más aumentar su marcador, pero su juego no daba sensaciones de altibajos.

Victoria en los puntos

Ya en los minutos decisivos, el duelo LeBron-Butler se hizo más patente, como si de un combate de boxeo se tratase. Y uno defendía al otro, para más inri. Aquí físicamente llegó mejor el ’23’ de Lakers. ¡Evidente!, si Jimmy había descansado 49 segundos en todo el partido. 

Y pese a ello, se la jugó él. Encontró las faltas para sumar desde la personal entre la canasta de Davis en un rebote. Aunque la última palabra la tuvieron los Lakers. LeBron, por supuesto, comandó el ataque. Se cerró Miami con hasta tres defensores. Balón del Rey atrás, solo Danny Green…y se le encogió el brazo. Morris al rebote, ni se enteró y la regaló.

Tyler Herro sentenció desde el tiro libre, y el triple desde medio campo de LeBron James para forzar la prórroga no tocó aro. Su cara marchando a los vestuarios era un poema. Ojo que esta derrota puede ser más dura de lo esperado para el equipo de Frank Vogel. Por la forma en la que ocurrió, y por la impotencia misma. No pueden derribar el muro de Miami, siendo mucho más superiores físicamente. Ni la rotación corta de Spoelstra (7 jugadores) hace mella. Porque los Heat ahí siguen. Y prometen batalla la madrugada del domingo al lunes (1:30h). Como para perdérselo.

MVP Miami Heat: Jimmy Butler: 35 PTOS, 12 REB, 11 AS en 47 MIN

MVP Los Ángeles Lakers: LeBron James: 40 PTOS, 13 REB, 7 AS en 41 MIN