El BAXI Manresa de Pedro Martínez logró este sábado ante el Urbas Fuenlabrada (100-102) su tercera victoria en la Liga Endesa. Y da la casualidad (o no) que todos estos triunfos han llegado lejos del Nou Congost, una de las mejores armas del club catalán en cursos pretéritos para sumar. Sin público, este efecto se esfuma.

«Echamos de menos a nuestra gente, para nosotros son una baza muy importante, pero tenemos que evadirnos un poco de todo lo que no podemos controlar y hacer nuestro trabajo», decía Pedro Martínez en el podcast de La Resistencia. Vaya si lo están haciendo.

Estas 3 victorias a domicilio son las mismas que logró en todo el curso 2019-20. De hecho, y como apunta el compañero Gerard Castañé, es la segunda vez en toda la historia que el BAXI Manresa empieza el curso ACB con tres triunfos seguidos como visitante. Para encontrar 4 victorias seguidas como visitante hay que remontarse al curso 1997-98.

En estos tres partidos como visitante, el BAXI Manresa ha sido capaz de ganar con anotaciones altas. Le endosó 88 puntos el Movistar Estudiantes, alcanzó los 90 en Málaga y este fin de semana se fue hasta los 102 puntos. Una media de 93,3 puntos, muy superior a los 71,3 que promedia como local. 

Menos fortuna en casa

Si bien el conjunto del Bages ha encontrado cobijo lejos de casa, en el Nou Congost no está sabiendo jugar los minutos finales. Cayó por la mínima ante el Obradoiro (76-80), un mal último cuarto le privó del triunfo contra el Valencia (74-82) y una floja segunda mitad le condenó ante el Morabanc (64-69).