Darío Brizuela fue el gran protagonista del triunfo del Unicaja en Gran Canaria, 80-84, un partido que los andaluces supieron encarrilar tras un fabuloso segundo cuarto (11-25).

Brizuela anotó 23 puntos, 15 de ellos desde la línea de tres. Con 5 triples, el donostiarra se quedó a uno de los 6 que le endosó al Valencia en 2018 con la camiseta del Estudiantes, su máximo en la ACB.

Tras su mal inicio de curso en Badalona (9 puntos, 0/4 en triples), Brizuela promedia 17,6 puntos en liga con un 50,8% en tiros de campo. Cifras que le consolidan como el jugador nacional con mejores guarismos ofensivos. 

El GranCa no levanta cabeza

Tras los movimientos realizados este verano, armando un bloque a priori competitivo, era factible pensar que el Herbalife Gran Canaria podía estar en la zona noble de la Liga Endesa. Nada más lejos de la realidad. Los de Porfi Fisac están en la cola con un solo triunfo en seis partidos. Ya son cinco, con la de este domingo ante Unicaja, las derrotas consecutivas. No fue tan dolorosa esta última, pero la bolsa que arrastran los canarios pesa demasiado: -26 vs Estudiantes, -17 vs Zaragoza, -32 vs Burgos, -25 vs Madrid.

Mejor le van las cosas en Eurocup (2-1), si bien la semana pasada perdió de 16 en Ljubljana. 

Willy Villar admitía hace unos días que el puesto de Fisac no corre peligro. Y aún es pronto para tomar decisiones, pero también es cierto que este GranCa, de momento, no funciona.